? Seguir a @aliantonio Google+ Google + Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

Un único consejo para ser más productivos

{ Posted on May 16 2014 by Alí Antonio Manrique }

como ser más productivosYo, que soy noctámbulo me asombro cuando veo los hábitos de la gente altamente productiva y descubro que muchas de esas personas que admiro, son madrugadores. Ellos, indistintamente de la hora en que se acuestan, se levantan muy temprano y hacen su trabajo o se desocupan de las cosas que quitan tiempo, como leer la prensa, revisar correos, preparar las reuniones o diligencias del día y cuando la mayoría de los mortales se están levantando, ya ellos están sumergidos y concentrados en su trabajo produciendo. Ernest Hemingway, por ejemplo, saltaba de la cama y comenzaba a escribir de manera inmediata tan pronto como aparecían los primeros rayos de luz. Para él las mañanas eran la mejor hora del día pues además de estar fresco nadie te molesta y todo está más tranquilo y permite la concentración.

El premio Nobel de literatura, Gabriel García Márquez, dijo una vez que la mejor hora para escribir eran las mañanas, preferiblemente en un sitio como un burdel donde a esa hora, todo es silencio y tranquilidad.

Anécdotas y declaraciones de este tipo son el tema de un libro, llamado Daily Rituals: How Artists Work, de Mason Currey, donde hay una estrategia clara que nos permitirá ser más productivos.

La manera de ser más productivos es hacer lo más importante primero cada día. Suena simple, pero nadie lo hace. Uno puede avanzar en la carrera de uno rápidamente si sigue este consejo, indistintamente si se levanta temprano o no, aunque esto ayuda y mucho.

La gente asume, muy a menudo, que ser productivo es hacer muchas cosas durante el día. Eso es un error. Yo por ejemplo pierdo bastante tiempo justamente por causa del “multitasking” y me estreso por causa de que lo verdaderamente importante debo hacerlo a la carrera si quiero terminarlo a tiempo o simplemente hacerlo.

Productividad es lo contrario, es conseguir cosas de manera coherente. No importa en lo que estemos trabajando, solo hay unas pocas cosas que son verdaderamente importantes.

Ser productivo tiene que ver más con resistencia que velocidad. Justamente por esta razón esta estrategia es efectiva. Normalmente perdemos muchas horas del día haciendo cosas que realmente pertenecen a la agenda de otros no la nuestra.

No hay ninguna razón por la cual debamos aplicar esta estrategia por la mañana, pero comenzar el día con la tarea más importante ofrece algunas ventajas adicionales respecto a otra hora del día.

En primer lugar la fuerza de voluntad tiende a ser mayor al principio del día. Eso significa que seremos capaces de proporcionar nuestra mejor energía y esfuerzo a nuestra tarea más importante.

En segundo lugar, cuando más avanza el día, lo más probable es que las tareas inesperadas nos compliquen nuestro horario y es menos probable que usemos el tiempo como lo habíamos planeado.

Hacer lo más importante primero cada día, ayuda a evitar eso. Por otro lado, la mente humana parece tener aversión por los proyectos inconclusos.

Ellos crean una tensión interna no resuelta. Cuando empezamos algo, queremos terminarlo. Hay más probabilidades de terminar una tarea, después que nos hemos puesto en marcha.

Visto como funcionamos, la pregunta es ¿Por qué no lo hacemos? Porque la mayoría de la gente pasa la mayor parte de su tiempo respondiendo la agenda de otros y no la suya.

Desde muy tempranos nos levantamos a cumplir tareas, que van desde leer o responder correos electrónicos a completar trabajos con fechas de vencimiento asignadas por otros.

Por lo que con el tiempo, no es extraño que pasemos el día, reaccionando a los pedidos y expectativas de los demás. Así que al comenzar el día, lo más natural es que revisemos nuestra casilla de correos para ver que tenemos que hacer.

Las tareas asignadas por otros a nosotros pueden parecer urgentes, pero lo que es urgente rara vez es importante. Las tareas de nuestra vida, para alcanzar metas, sueños y logros, esas si son importantes.

Eso no quiere decir que debamos ignorar nuestras responsabilidades, como padres, empleados o ciudadanos, pero necesitamos espacio en nuestros días para responder a nuestra propia agenda, no la de otra persona.

La frase “Haz lo importante primero cada día” es solo una manera sencilla de decir: date un tiempo para trabajar en lo que es importante para ti, todos los días. Saludos

Versionado de un artículo de James Clear, publicado en su página web.

© 2017 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI) y Mercado de Capitales. Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales, empresario por vocación y escritor en ciernes

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario