? Seguir a @aliantonio Google+ Google + Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

¿Se puede enseñar en un aula el espíritu empresarial?

{ Posted on Mar 25 2012 by Alí Antonio Manrique }

Esta es una discusión que ya se está volviendo clásica. De hecho muchas personas insisten, entre esos yo, que la escuela debe prepararnos para crear empleos y empresas, pero otros consideran que para desarrollar el espíritu empresarial o emprendedorismo, las aulas no sirven: hay que hacerlo en la escuela de la vida. Crear una empresa o negocio no es fácil, es algo muy complicado y pocas veces hay decisiones acertadas o incorrectas.

La vida y el entorno le dan a los emprendedores el criterio para tomar las decisiones. Las personas que se inician en la aventura de crear una empresa o negocio deben lidiar diariamente con cualquier cantidad de gente y todas estas imponen barreras que hay que superar si se quieren alcanzar los objetivos que se buscan.

Eso no se enseña en un aula normal ni se puede desarrollar en masters  de un par de años. Desarrollar el espíritu empresarial solo se logra a través de las experiencias que se agregan en el día a día.

Es como aprender a andar en bicicleta o surfear: hay que practicar. De nada valen las clases teóricas. Un MBA o master nos ayuda, y mucho, a saber como distribuir recursos y calcular riesgos, aptitudes que se pueden cuantificar y enseñar. Sin embargo, las habilidades prácticas que usted necesita como emprendedor no se pueden enseñar en clases.

Un emprendedor de negocios se enfrenta diariamente a la incertidumbre cada vez que toma una decisión que van desde los acuerdos informales en lugar de pactos formales, lidiar con los socios o los inversionistas y la necesidad de hacerlo todo hasta sacar la basura y ser secretaria de la empresa.

Por esta razón muchos prefieren la seguridad de un empleo formal. No más jornadas laborales de 14 horas, no más lidiar con empleados y proveedores problemáticos y mucho menos tener que tomar decisiones difíciles que pueden cambiar el rumbo definitivo de la empresa o el negocio.

Un emprendedor de negocios por el contrario debe lidiar con todos estos problemas y situaciones y a la vez sacar lo mejor de cada empleado.

Lo más impresionante de la aventura de emprender es que usted puede cambiar al mundo con un producto o un servicio, pero mientras eso ocurre a los ojos de los demás usted puede ser un déspota sin corazón y un maquinador de primera.

Y lo que es peor es que la mayoría de las veces usted estará solo mientras trata de alcanzar la cima de su ramo o negocio. Ejemplos sobran, basta leer sobre la vida y obra de cualquier personaje que se haya destacado en su ramo para que usted vea que muchos no piensan de ellos lo mejor.

Pero desafortunadamente eso es así, emprender no es fácil pero es muy divertido, le da sentido a la vida y hace que uno desarrolle lo mejor de sí aunque a los ojos de los demás usted probablemente es un demente con ínfulas de grandeza, puede ser pero no por eso usted no va dejar de soñar en grande, abrir puertas y conocer y escuchar nuevas personas, confíe en usted, experimente, cometa errores, trate a los otros con justicia y equidad y aporte algo al mundo.

Esta fórmula le puede dar grandes dividendos y muchas satisfacciones. Saludos

© 2017 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI) y Mercado de Capitales. Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales, empresario por vocación y escritor en ciernes

  1. 1 Trackback(s)

  2. Bitacoras.com

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario