? Seguir a @aliantonio Google+ Google + Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

Richard Branson: Como convertir una idea en un negocio

{ Posted on Dec 16 2013 by Alí Antonio Manrique }

richard-bransonEste tema siempre ha sido el caballito de batalla de este blog, hemos publicado cualquier cantidad de entradas sobre el mismo. La diferencia ahora es que recogemos el punto de vista de uno de los emprededores más exitosos del mundo como lo es Richard Branson, quien es dueño Virgin Group y que regularmente comparte su experiencia en los negocios con los lectores de varias publicaciones de USA y el reino Unido. Lo que sigue es su punto de vista y respuesta ante la pregunta de un lector de la revista Entrepreneur: Soy una persona que tiene muchas ideas de negocios y no sabe que es lo primero que tengo que hacer.

Lo que sigue es la respuesta de Branson.

Independientemente de lo nuevo que uno esté en el proceso de crear negocios o de abrir una empresa, el hecho de sentirse abrumado y perdido es comprensible, simplemente eso es parte del proceso.

Ni aun teniendo un título de negocios se obtienen las habilidades prácticas que un emprendedor necesita para iniciar una empresa e incluso cuando logramos hacerlo, aplicar lo aprendido puede ser desalentador, pues la dinámica empresarial es impredecible y a veces no tiene mucha lógica lo que nos sucede. Nada sustituye la experiencia del mundo real.

La buena noticia es que un gran negocio comienza con una gran idea, por lo que si ya la tenemos, ya estamos en el camino correcto.

Branson recomienda que busquemos un lugar propicio para relajarnos y dedicarnos a imaginar como será la empresa que queremos en base a esa idea. Debe ser algo en lo que creamos y en lo que estemos dispuestos a poner el corazón, el alma y la billetera.

Debemos preguntarnos honestamente si creemos que esta empresa o negocio hará la diferencia en las vidas de las personas.

Esto es crucial, porque si nos gusta el trabajo es probable que no vayamos a perseverar cuando tengamos que invertir largas horas en el trabajo y en la lucha por alcanzar la meta, que es una parte inherente a la vida de un empresario.

1.- Lo primero que hay que verificar con nuestra idea de negocio, es si existe un nicho en el sector o sociedad donde vivimos.

Estar atento a las novedades del mismo, no vaya se que su idea sea abrir una tienda para alquilar videos o abrir un Cyber Café cuando eso ya es un negocio muerto.

Branson recomienda algo que llama la Prueba de la Momia, es decir buscar a alguien mayor, sus padres, tíos o hasta abuelos y contarle sobre lo que quiere hacer, si ellos entienden de que se trata y se emocionan vamos por buen camino, de lo contrario tenemos que seguir puliendo la idea.

2.- Una vez que se tiene una idea ganadora, es el momento de pensar en los números y los riesgos. Hasta aquí llegan muchos, se rinden al primer atisbo de riesgo, pero otros los analizan y si hay dudas perfeccionan la idea, mejoran el plan, pero sin exagerar.

Los empresarios de éxito no esperaran por el momento perfecto, lo crean.

Pasado todo esto es el momento de desarrollar un prototipo del producto o muestras de las cosas que tenemos intención de vender o de hacer conocer el servicio que queremos prestar.

La mejor forma de investigar el mercado es comenzar con familiares, amigos y vecinos, los seguidores de las redes sociales, para ver la reacción de la gente.

De la respuesta de ellos dependerán los ajustes que se hagan y si tiene que hacer ajustes, no significa que su idea es mala, simplemente es el primero de los muchos ajustes en su plan.

La flexibilidad y la capacidad de resolver problemas de forma creativa son grandes cualidades de un emprendedor de éxito.

3.- Una vez que hayamos realizado los cambios, debemos vender pequeñas cantidades del producto u ofrecer presentaciones iniciales del servicio tanto como sea posible. Richard Branson recomienda que evaluemos de manera constante esta parte, para seguir haciendo los ajustes necesarios.

Si las reacciones de los clientes se vuelven fuertemente positivas, es el momento de comenzar a pensar en promocionar más el producto o servicio.

San Francisco de Asís dijo algo extraordinario: “Empieza por lo que es necesario, y luego hacer lo que es posible y de repente estarás haciendo lo imposible”.

En esta etapa las cuestiones prácticas comenzaran a surgir, al igual que la manera de distribuir el producto y la forma de gestionar el flujo de caja.

Quizás ese sea el momento de para comenzar a lanzar su idea a los inversores y distribuidores potenciales, y para también comenzar a contratar y delegar.

Si usted hace todo esto, finaliza Richard Branson, habrá creado una empresa casi que sin darse cuenta. Adelante

Richard Branson: Como convertir una idea en un negocio by
© 2017 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI) y Mercado de Capitales. Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales, empresario por vocación y escritor en ciernes

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario