? Seguir a @aliantonio Google+ Google + Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

Negocios del futuro hoy: Agua dulce más barata

{ Posted on Feb 26 2010 by Alí Antonio Manrique }

Una compañía que recién inicia sus operaciones (start up) creó un innovador sistema de desalinización que gasta 80% menos energía y puede ser una salida a la temida escasez de agua mundial. Una idea realmente buena se puede materializar en cualquier tiempo y lugar. Al inventor hasta la sala de su casa le sirve para materializarla y eso fue precisamente lo que hizo un joven ingeniero mecánico inglés, Ben Sparrow, quien creó un sistema de purificación de agua más eficiente que los hasta ahora sistemas convencionales de desalinización.

La tecnología desarrollada por este joven ingeniero no necesita de mucha energía eléctrica, un de los principales métodos usados hoy en día para retirar la sal y otro elementos del agua.

La electricidad apenas es usada para bombear el agua. En el resto del proceso la energía que se utiliza es la energía generada por el sol. El sistema en cuestión se basa en un sistema de conversión de energía termoiónico y según los propios inventores es un sistema bastante simple.

Utilizando los conceptos básicos de física y química, el sistema aprovecha las propias características del agua salada para transformarla en dulce. La invención parte del principio de que la sal está formada por dos elementos de cargas opuestas: el cloro, negativo, y el sodio, positivo.

El ingeniero creó una especie de circuito eléctrico que atrae los iones positivos para lado y los iones negativos del otro, retirando así el cloruro de sodio del agua.

El ciclo comienza con una bomba que capta el agua salada sea esta de mar o de un pozo, u la almacena en una especie de piscina rasa con el fondo pintado de negro. En este reservorio a cielo abierto, el agua es atomizada, para que se acelere la evaporación por el calor del sol y por la atmosfera árida.

El resultado es un líquido bastante concentrado en sal, llegando a tener cerca de 20% de cloruro de sodio, en lugar de los 3,5% del nivel normal. En la segunda etapa del proceso bombas de baja presión son usadas para transportar esa agua salada al interior del equipo de desalinización, que en el proyecto piloto tiene el tamaño de un horno micro-ondas.

En el desalinizador, ductos de poliestireno conectan dos flujos de agua salada al líquido concentrado en sal y pasa a funcionar como una especie de batería. Por haber sido los ductos químicamente tratados, cada ducto atrae un tipo de elemento: uno de ellos empuja el sodio (iones positivos) y el otro, el cloro (iones negativos).

El resultado de eso son dos flujos que retiran el sodio y el cloro del cuarto flujo de agua. ¿El resultado? Ese cuarto flujo se transforma en un líquido libre de cloruro de sodio. “Para ser consumida esa agua requiere apenas ser tratada con luz ultravioleta y cloro”

La mayor ventaja de esta invención está en la posibilidad de abaratar en un 80% el costo operacional de la transformación del agua salada (impropia para el consumo) en agua potable.

La razón de ese abaratamiento se debe a la reducción del  gasto por cuenta de la energía eléctrica y dado que el método necesita bombas de baja presión, lo que permite lo que permite el uso de tanques y ductos de plástico, material no corrosivo, liviano y más barato.

En el caso de la osmosis inversa, técnica utilizada mundialmente, son necesarias bombas de alta presión, que exigen tanques y ductos construidos en acero inoxidable, mucho más caros. sin contar que las membranas de filtración no son precisamente baratas.

Para lanzar el sistema que creo, Sparrow se asoció a Joshua Zoshi, ex compañero del MBA de la Universidad Simon Fraser de Canadá y montó la empresa Saltworks en 2008.

La empresa ganó un premio de sustentabilidad del estado canadiense de British Columbia y el proyecto fue probado y aprobado por el Consejo Nacional de la Investigación del Canadá y por la Hydro´s Powertech Labs, compañía canadiense proveedora de soluciones con energía limpia.

Además de eso, el “arranque” de Sparrow consiguió socios públicos y privados para patrocinar algunos de sus proyectos, incluso la construcción de una pequeña planta piloto con capacidad para desalinizar mil litros de agua por día.
¿Negocio?
Según los fundadores de Saltworks, la invención puede ser implementada en sitios con climas áridos, como ciertas regiones de África, de Australia, del Oriente Medio y en partes de América de Norte y Sur.

El potencial del negocio de la desalinización es grande. Según la publicación especializada Global Water Intelligence (GWI) el mercado mundial crece 9.5% al año. La GWI estima que las inversiones en el desarrollo de técnicas de ese tipo llegarán a los 56 mil millones de dólares en 2015. A la vuelta de la esquina pues

En los próximos 10 años el número de unidades se duplicará llegando a 26 mil en el mundo. El surgimiento de métodos alternativos y más económicos son bien venidos pues ayudan a desacelerar un problema que ya deriva en crisis en algunos países.

Según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 1.1 mil millones de personas no disponen de agua potable hoy en el mundo entero. En caso de que nada se haga al respecto, ese número llegaría a 1.8 mil millones en 2025, lo que significa un aumento de 60%.

Datos de la OMS muestran que mueren en el mundo cerca de 1.6 millones de personas todos los años por causas de problemas de salud derivadas de la falta de agua potable. La escasez también coloca en riesgo la producción de alimentos en el planeta.

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), 70% del agua de la superficie y subterránea se destina a la agricultura. Es decir que una reducción minima en el volumen destinado a la producción de alimentos afectará la producción de los mismos.

La situación es tan grave que son muchos los científicos que estudian la manera de aprovechar el agua de los polos para abastecer las regiones más problemáticas.

Aunque este invento ha generado dudas en otros ingenieros y científicos, los inventores se guardan el secreto de cómo funciona exactamente su invento. Lo cierto es que aun con dudas son muchos los que aúpan este invento que no solo beneficiará a sus inventores sino al mundo entero.

Nosotros desde acá hemos reseñado que entre las grandes oportunidades de negocios del futuro se encuentran todos lo que tenga que ver con los desarrollos que permitan no solo desalinizar el agua sino desinfectarla y volverla potable aun costo relativamente bajo. He aquí esa oportunidad.

Tomado de la Revista de Negocios, Época, febrero de 2010 y del site de la empresa Saltworks

Fotografía Vía Flickr

© 2019 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI) y Mercado de Capitales. Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales, empresario por vocación y escritor en ciernes

  1. 1 Trackback(s)

  2. Bitacoras.com

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario