? Seguir a @aliantonio Google+ Google + Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

Los 4 Elementos Indispensables Para Iniciar Una Empresa

{ Posted on Aug 13 2014 by Alí Antonio Manrique }

4 elementos clave para iniciar una empresaTiempo atrás, para iniciar una empresa, solo bastaba ir al registro e inscribirla. Listo. Con eso se iniciaba la empresa. Lo más probable es que pocas empresas lograran despegar del papel y convertirse en una realidad, muy pocas sobrevivían el primer año. Ese proceder en parte se debía (y aun se debe) al hecho de que muchos emprendedores cuando hablaban de sus deseos de iniciar un negocio, lo primero que le decían sus amigos y conocidos, era que debía hacer un documento de constitución y registrarla. Es evidente que hay que formalizar la constitución de una empresa para poder actuar, pero ese requisito no lo es todo y muchas veces termina entorpeciendo el desarrollo del negocio si no se hace bien.

Hay puntos que son esenciales y que no se deben obviar así como así, por más prisa que tengamos de entrar al mercado. Estos puntos se pueden resumir en indispensables y son los siguientes:

  1. Planificación. Una de las cosas que más se discuten cuando se habla de emprender, es si realmente es importante tener un plan de negocios. Yo soy uno que considera que un Plan, con líneas generales, que no sea una camisa de fuerza es necesario.  Por lo que no es necesario hacer un documento formal detallando todas las actividades de la empresa y con proyecciones para unos cinco años. Otros piensan lo contrario. Mi argumento estriba en que nadie sabe con certeza como serán las cosas dentro de un mes y menos dentro de un año, por lo que es preferible tener una noción de que es lo que se quiere hacer y como lo vamos hacer. Uno de los modelos más exitosos es el Business Model Canvas, el cual responde a profundidad, preguntas clave de nuestro proyecto, sin necesidad de hace un libraco con los resultados.  Lo esencial que hay que tener por escrito, así sea en una hoja de papel, son las respuestas a estas preguntas.
    • ¿Quién es mi cliente y cuáles son sus mayores necesidades?
    • ¿Por qué mi producto o servicio ofrece soluciones a esas necesidades?
    • ¿Cómo haré para que el cliente conozca y pruebe mi producto o servicio?
    • ¿Cuáles son mis costos mensuales y cuantas ventas necesito hacer para poder afrontar esos costos?
    • ¿Cuánto necesitaré invertir para la creación de la empresa y cuánto tiempo tomará hasta que la empresa comience a dar ganancias? Es decir, con la cantidad de capital que tengo, por ¿Cuánto tiempo puedo mantener la empresa?

Lógicamente que existen diversos puntos que pueden ser detallados para una buena planificación, pero los ya vistos son esenciales. Comenzar una empresa sin una noción clara en estas áreas, simplemente es una locura.

  1. Clientes. Al momento de crear el plan de negocios, es muy común imaginar que las personas demandaran nuestros productos o servicios de manera natural, por lo que rara vez en la práctica eso se planifica. Tremendo error. Sin clientes no hay empresa que valga. Por eso, independientemente del área de actuación nuestra, es recomendable planificar aunque sea de forma mínima (preferiblemente de manera exhaustiva) como vamos a conseguir clientes. Lo ideal es conseguir clientes mucho antes de tener el producto o servicio en las manos. En un mundo ideal, se ofrece un descuento por compra anticipada y de esta manera se comienza a facturar antes de invertir en el desarrollo del producto o servicio. En la práctica esto no siempre es posible. Por lo que mientras más avance en la negociación con el cliente, mejor. Tener clientes que discutan con usted como quieren el producto o servicio, debe ser su meta y objetivo. Esta es una manera de gastar el capital de la empresa de la manera más adecuada.
  2. Tener un buen contador. Si usted es como buena parte de los emprendedores, su experticia probablemente tendrá que ver más en como  entregar una mejor solución para su cliente que en los procesos administrativos relacionados con la empresa. Especialmente en Hispanoamérica donde el papeleo, nos persigue como una maldición gitana. Por eso, un buen contador que no solo se ocupe de los documentos de la empresa para los organismos responsables sino que oriente sobre las mejores prácticas de gestión financiera y tributaria, es clave. Busque referencias con gente de confianza antes de contratar a ese personal. Por otro lado es recomendable que usted lea acerca de los procedimientos contables usuales en una empresa, con el fin de que pueda hablar el mismo lenguaje que su contador.
  3. Control Financiero. Además de ser algo obligatorio para rendir cuentas al gobierno, hacer un buen control financiero le dará una noción de como su empresa está, cuales son los principales puntos que se pueden mejorar y para donde irá en el futuro. Saber exactamente cuánto invirtió cada socio, es una excelente forma de control financiero que al final puede evitar muchos dolores de cabeza entre socios. Hacer de esos registros y control un hábito, es la clave para que “cuentas claras conserven amistades”.

Conclusión:

Para muchos emprendedores, una empresa que se inicia es como un recién nacido, por lo que todo cuidado es poco. Además de eso, cultivar buenos hábitos desde el comienzo evitará que la empresa sea “un adolescente” con problemas o que no llegue  a la madurez. De usted depende, saludos.

© 2017 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI) y Mercado de Capitales. Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales, empresario por vocación y escritor en ciernes

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario