? Seguir a @aliantonio Google+ Google + Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

Lecciones para emprendedores de “El Lobo de Wall Street”

{ Posted on Jan 26 2014 by Alí Antonio Manrique }

the wolf of the wall streetLa última película de Leonardo DiCaprio es un catalogo de excesos que hace que cualquier persona sensata dude acerca de meter dinero en la bolsa de valores usando un corredor de acciones. Sin embargo, quitando la maleza puedes encontrar consejos muy valiosos tanto para los que tienen ahorros y quieren invertirlo en acciones como para los emprendedores que “no deben aceptar un NO por respuesta”. La película es una brillante historia acerca de la unidad, el poder, la pasión y la extravagancia y deja muchas lecciones para alguien con espíritu emprendedor.

El Lobo de Wall Street es una comedia negra que muestra el lado bueno y malo del sector financiero y sus capitalistas salvajes movidos por el dinero y la ganancia.

El Lobo de Wolf Street es agresivo, provocativo, arrojado. Simplemente es sensacional. Esta película tiene escenas realmente chocantes para los moralistas de todos los sentidos.

Todo aquel que quiere ser alguien en la vida debe verla. Todo líder que se precie debe verla. Todo aquel que quiere invertir sus ahorros de manera sensata también debe verla.

Lo que sigue son las lecciones más resaltantes, veamos si coinciden con su punto de vista.

  1. Buscar oportunidades (siempre hay una). En la película el mundo de Jordan Belfort se derrumba cuando Wall Sreet colapsa en octubre de 1987, sin embargo encontró una oportunidad que le cambió la vida para siempre donde menos lo esperaba y/o sospechaba. El no se rindió y se mantuvo buscando oportunidades. De ese mismo modo nunca sabemos de donde vendrá la próxima oportunidad por lo que debemos mantenernos siempre buscando aun cuando parece que no hay esperanza.
  2. Estar abierto al aprendizaje. Ante los avatares de la vida y los negocios, usted debe estar dispuesto a aprender nuevas habilidades y olvidarse de las posiciones anteriores que ocupó. Jordan Belfort, el personaje de Leonardo DiCaprio en la película, estaba acostumbrado a trabajar en una firma top de Wall Street y luego pasó a trabajar a una empresa que ni computadoras tenía. No importa si eras un vicepresidente o director de proyecto en el pasado, lo que importa es como te adaptas a la situación actual del mercado.
  3. Experimentar con el status quo. Pensar fuera de la caja. Eso fue lo que hizo Belfort al cambiar el público objetivo para sus “acciones de un centavo” las cuales eran vendidas a gente de clase media baja, pero con ahorros, para pasar a vendérsela a los ricos. Hacer este tipo de cosas, hará que nuestras entradas de dinero se multipliquen exponencialmente.
  4. Dejar la timidez y unirse a la nave espacial. Cuando el personaje de Jonah Hill se entera que Belfort vive en el mismo edificio que e, pero que el coche y la ropa que usa valen más que el piso donde vive, le pregunta cuanto gana este mensualmente, la respuesta de Belfort hizo que renunciara a su empleo anterior y se uniera a este por todas las posibilidades que esa unión prometía.
  5. Compartir una causa común. Jordan armó un equipo y todos ellos tenían un solo objetivo: Ganar dinero y mucho. Jordan los cohesionó con base en su deseo de triunfar. La contratación es uno de los más grandes desafíos de las nuevas empresas y nunca debemos olvidar que la unidad, la pasión y las habilidades se pueden enseñar. Si todos los miembros del equipo creen en su causa, ningún desafío será suficientemente grande para ellos.
  6. El equipo siempre es primero. En la película, Jordan habla todos los días con los corredores de bolsa en su oficina, motivándolos acerca de cómo podían hacer más dinero y darles una mejor calidad de vida. Hace comparaciones entre ricos y la clase media y explica como el dinero puede resolver todos nuestros problemas. La mejor manera de motivar a un equipo es hacer su objetivo como meta, explicarles como la causa impactará en sus vidas. No hay ventaja más grande que la motivación.
  7. No te desilusiones. Jordan tenía más dinero del que podía gastar, que luego gastó todo en cosas equivocadas y encima de eso trató de sobornar al FBI, el éxito le hizo creer que era invencible y nada podía pasarle, pero hubo muchas cosas que estuvieron fuera de su control que todo el dinero y el poder no podían controlar. Es muy fácil salirse de la pista cuando alcanzamos grandes metas, tenemos que asegurarnos de que el éxito no se nos suba a la cabeza causa de una catástrofe inminente y la perdida de todos lo construido en años de duro trabajo.
  8. Estar alerta. En la vida, ya sea tanto en las startups o en otras áreas, debemos ser conscientes que de que las personas tienen sus propios intereses por encima de todo y deben permanecer alerta ante ese hecho. Hay que tener mucho cuidado con la confianza que ponemos en cierta gente, eso puede ser nuestra perdición. La traición, cuando de dinero o poder se trata, está a la vuelta de la esquina.Evite descuidarse porque de donde menos lo espera (la esposa, un socio, un amigo entrañable, la misma familia) puede salir alguien dispuesto a destruirnos con tal de salvar su pellejo y sus intereses.
  9. Volver a la pista. Un emprendedor es aquella persona capaz de caerse mil veces y de levantarse otras tantas. Cuando Jordan perdió todo por cuenta de su adicción a las drogas y el mal manejo de sus negocio; encima estuvo preso,no perdió la esperanza y regresó más fuerte para vivir una vida feliz donde podría usar sus habilidades mejor y de manera legal. La película se cierra con Jordan participando en un seminario de ventas. Debemos recordar las cosas malas y buenas que nos han pasado y así mismo asegurarnos de levantarnos después de cada golpe, más fuertes que nunca.
Lecciones para emprendedores de “El Lobo de Wall Street” by
© 2017 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI) y Mercado de Capitales. Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales, empresario por vocación y escritor en ciernes

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario