? Seguir a @aliantonio Google+ Google + Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

La suerte no es accidental: 10 maneras de sacarle más provecho al trabajo y la vida

{ Posted on Jun 25 2014 by Alí Antonio Manrique }

la suerte no es accidentalHablar de la suerte o de las casualidades afortunadas da para un libro y más, de hecho parte de lo que quiero compartir con ustedes tiene que ver con la creencia general de que la suerte es algo espontaneo que surge de repente y no algo que se puede construir. En el Budismo no existen las casualidades, todo es causal. Lo que varía es la fecha cuando se va a manifestar el resultado de las causas que se han hecho. Ese principio es el que explotan los autores John D. Krumboltz y Al S. Levin, quienes afirman en su libro Luck is no Accident: Making the most of Happenstance in Your Life and Career (La suerte no es un accidente: Aprovecha al máximo la casualidad en la vida y en el trabajo), que no hay tal cosa como la suerte. Los autores argumentan que la casualidad no es algo que nos afecta al azar, es algo que creamos fuera del azar y afecta nuestras vidas.

Muchas veces lo eventos no planificados y casuales, a menudo determinan nuestra vida y nuestras opciones de carrera más que algo que hayamos planificado cuidadosamente. 

A veces experiencias tan simples como un viaje de vacaciones, una cita rota o un pasatiempo recién descubierto conducen a nuevas direcciones nuestras vidas y nuestras carreras.

La clave es saber reconocer esas oportunidades y actuar sobre ellas. Lo que sigue son algunas técnicas, sugeridas por los autores, para usar la “casualidad” a nuestro favor.

  1. Saca el máximo partido de los eventos no planificados. Estamos constantemente siendo bombardeados por lo inesperado. La mayor parte del tiempo, esquivamos eventos no planificados con el fin de volver a nuestra vida normal. Tememos lo espontáneo, pero de poder relajarnos, abrir la mente y andar sin un plan, conseguiremos más oportunidades de manera espontánea.
  2. Aprende a compartir con los demás. No es necesario que le andes contando a todo el mundo tu historia de cabo a rabo, pero aprender a conversar con los demás, sobre todo cuando se está en una sala de espera de un aeropuerto o de un consultorio, ayuda a conocer gente y a crear redes. Pregúntale a la gente sobre sus vidas, sobre que hacen para vivir, pero de manera genuina y cuenta también sobre ti. Es esas amistades casuales pueden prosperar en algo más grande. Recuerda la teoría de los Cinco grados de separación.
  3. Siempre mantén tus opciones abiertas. Las metas son buenas, pero una devoción ciega a la meta a menudo puede apartarnos de otras personas y otras oportunidades. Es un error aferrarse a un camino por un sentido de obligación. Por ejemplo hacer cosas que no nos gustan, porque la gente espera que la hagamos así. Tenemos más opciones de las que creemos, pero debemos abrir los ojos para verlas.
  4. Despierta, antes que tus sueños se hagan realidad. Persigue tus objetivos, pero de manera constante somételos a evaluación. Una vez yo deseaba entrar a una empresa trasnacional de la construcción, me preparé concienzudamente para las entrevistas, dentro de 30 candidatos yo fui el elegido. Después de estar dentro de la empresa, descubrí que no era lo que había imaginado ni lo que creía, al contrario era una empresa con un corte totalitario en su manejo del recurso y nada innovadora. Me fui a los seis meses, antes de quedar atrapado en una realidad distinta a lo que yo pensaba.
  5. Prueba. Un de las mejores maneras de tener suerte es que se ha de estar dispuesto a correr riesgos calculados para aprovechar las oportunidades inesperadas. Probar cosas nuevas. Ir a nuevos lugares. No te limites a hacer las cosas porque sepas el resultado final. He aprendido que la mejor manera de crecer como persona es hacer cosas fuera de mi zona de confort. Cosas buena pueden pasar cuando te decides probar cosas nuevas, sin prejuicios y sin complejos.
  6. Mantén una fuerte red social. No me refiero a tener un perfil en cuanta red social existe, no. Se trata de cultivar las amistades que se tienen y ampliar el círculo de amigos y conocidos. Son muchas las personas que conocemos a lo largo de nuestra vida personal y profesional. Si esas personas se cultivan pueden ayudarnos a tener un mayor alcance como profesionales o como personas. Trata de ser alcanzable y estar disponible para los demás, eso es mejor que seguir a alguien en Facebook o Twitter, por citar dos ejemplos.
  7. Sigue adelante y comete errores. No hay que temerle al fracaso. Hay que temerle a no intentarlo. Es trillado pero es totalmente cierto. Los que nunca intentan, nunca fallan. Los que nunca, fallan nunca aprenden. ¿Qué es lo que puede pasar? Acepta y mejora, es un consejo de Dale Carnegie. Si aprendes a reaccionar a los errores de forma constructiva, puedes mejorar tu situación y tu forma de vida.
  8. Toma medidas para crear tu propia suerte. Los autores ofrecen una serie de consejos útiles para la creación de la propia suerte:
    1. Actúa ahora, no pospongas las cosas. Comienza la búsqueda de tus metas hoy.
    2. Evita la falacia del “costo hundido”. El hecho de que haya gastado tiempo y dinero en algo, no significa que debes o puedes seguir haciéndolo.
    3. Aprovecha las oportunidades a tiempo. No temas decir “si” cuando se presente una circunstancia favorable.
    4. Siempre has tu mejor esfuerzo, aun cuando pienses que la tarea no es importante.
    5. Se persistente. No te rindas. Trabaja duro.
    6. Conviértete en un estudiante de por vida. Los hombres y mujeres más exitosos, han hecho del hábito de la lectura un medio de superación constante.
    7. Sigue estos siete pasos y tu “suerte” será mejor
  9. Disfruta de ti mismo. La buena vida es tener una vida equilibrada. He aquí algunos consejos: una persona con una vida equilibrada es una persona más feliz, más relajada, más abierta a nuevas experiencias. Si te conviertes en una persona que prioriza la condición física, ayudas a los demás y continúas con el crecimiento personal, te convertirás en una persona con “suerte”.
  10. Supera el auto-sabotaje. Finalmente, para sacar el máximo provecho de la “suerte” y la casualidad, debes aprender a enfrentar tu mayor enemigo: tú mismo. Cada uno de nosotros es capaz de frustrar la buena fortuna a través del diálogo interno negativo. Nos ganamos a nosotros mismos cuando nos decimos: no podemos hacer algo, antes de intentarlo.

Dale Carnegie dijo una vez: “La felicidad no depende de cualquier condición externa, la felicidad, simplemente es gobernada con nuestra actitud mental” Algunos podrían descartar esto por considerarlo como filosofía barata, pero las investigaciones han demostrado todo lo contrario.

No te preocupes por las circunstancias fuera de tu control. Aprenda a controlar las cosas que puedas y a mitigar o aceptar las que no, incluyendo tu reacción ante el mundo que te rodea.

Tú puedes controlar tus propias acciones y la forma de pensar acerca de los acontecimientos que afectan tu vida.

Ninguno de nosotros puede controlar los resultados, pero tus acciones pueden aumentar la probabilidad de que los resultados se produzcan. No hay garantías en la vida.

La única garantía es que no hacer nada no nos llevará a ninguna parte. La inacción es el camino más seguro hacia el fracaso.

Tu no puedes tener éxito si no lo intentas. La suerte no es accidental, se construye. De nosotros depende, de nadie más. Saludos

Versionado para Crisis, Negocios y Dinero de Luck Is No Accident: 10 Ways to Get More out of Work and Life, un artículo aparecido en Get Rich Slowly

La suerte no es accidental: 10 maneras de sacarle más provecho al trabajo y la vida by
© 2017 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI) y Mercado de Capitales. Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales, empresario por vocación y escritor en ciernes

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario