? Seguir a @aliantonio Google+ Google + Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

La pasión es el combustible que mueve al emprendedor

{ Posted on Nov 06 2014 by Alí Antonio Manrique }

La pasión es el combustible que mueve al emprendedorSi uno examina con cuidado la definición de emprendedor, nos encontraremos entre otras cosas, que son seres disconformes con el estatus quo y que la mayoría de las veces, por no decir siempre, van contra la corriente al pensamiento generalmente aceptado de los demás. La palabra Emprendedor se deriva del francés entrepreneur y ahora se usa comúnmente para describir a un individuo que organiza y opera varias empresas, asumiendo cierto riesgo financiero.

 Esta descripción coincide perfectamente con él conocimiento generalmente aceptado que tiene la gente hacia estos hombres de negocios. Pero, los emprendedores son más que eso. La mayoría de las veces las cosas las hacen sin esperar que lo que hacen se convierta en una empresa  o negocio. Lo hacen por su deseo de mejorar el mundo.

Gracias a estas personas el mundo ha progresado, en el buen sentido, hasta lo que es hoy. Imagínese usted por un momento, que de no haber sido por estos hombres y mujeres, todavía estaríamos viviendo en las cavernas.

Si nos atenemos a este proceder, la definición que más se ajusta para definir un Emprendedor es “son innovadores que buscan destruir el estatus quo de los productos y servicios existentes para crear nuevos productos y servicios” y esta se puede complementar con que “buscan oportunidades, independientemente de los recursos controlados inicialmente”.

Lo que si es cierto es que el emprendedor hoy es un agente económico y que en muchas sociedades son la base de la economía. Si, las pequeñas empresas creadas por estos emprendedores emplean mucho más personas que las grandes corporaciones.

Por esta razón cuando las cosas económicamente se complican en un país, la mentalidad del emprendedor, puede ser una solución a los problemas que afectan a ese país.

Se necesita mucha pasión  y arrojo para salir al mundo a emprender y abandonar el sesgo cultural de “conseguir un empleo para toda la vida”. No es fácil tomar esa decisión y mucho menos hacerle frente a la decena de problemas que este tipo de decisiones conlleva.

El combustible que mueve a los emprendedores es la pasión. Pasión por cambiar el mundo, pasión por trabajar en las cosas que le gustan y le entusiasman. Pasión por dedicarse a hacer lo que quieren hacer, aunque esto no sea una carrera universitaria ni se necesite de un diploma para ejercerla.

Claro está que las pasiones hay que dosificarlas, pues una pasión fuera de control puede ser contraproducente.

Con esta introducción les quiero hablar de las oportunidades de negocios que muchos de mis amigos han conseguido siguiendo su pasión aun en plena crisis.

DN es una gran amiga abogada, y como tal estudió cuanto curso, postgrado o doctorado estuvo al frente para que escalar profesionalmente  hasta los más altos niveles de su profesión.

Hasta allí todo bien, solo que mi amiga le llegó el momento del retiro y la jubilación, lo que para ella no fue nada fácil pues el panorama económico se enrarecía cada vez más, no obstante ella contar con un jugoso cheque mensual que bien le podía ayudar a hacer frente a los avatares económicos por venir.

Confusa y triste se jubiló y durante meses estuvo intentando poner en práctica varias ideas de negocios para ver como aumentaba sus ingresos.

Si bien su mensualidad como jubilada le podía ayudar, esta no era suficiente para todos los gastos y necesidades que a lo largo de los años se había creado.

Demás está decir que nada de lo que intentó se dio. En parte por algo muy simple: uno de los principales errores que cometen muchas personas que quieren tener otras fuentes de ingreso, es tratar de replicar negocios que ya existen y para los cuales no están preparados o no sienten pasión por hacerlo.

Si usted es de lo que quiere crear un negocio o empresa y aspira a tener un horario normal como lo tiene un empleado de cualquier empresa, está comenzando mal.

Los empresarios apasionados y de corazón, no tienen “horarios ni fechas en el calendario”. Son capaces de trabajar hasta 15 horas diarias o más sin que eso les pese o les importe. Total están trabajando en lo que quieren, les gusta y lo que es más importante, les apasiona.

Siguiendo con la historia de DN, cada intento la llenaba de miedo e incertidumbre. Básicamente porque muchos de esos intentos no eran lo que realmente le gustaban. Mientras tanto, lo que al principio era un jugoso cheque mensual de jubilación, por obra y gracias de la inflación tan grande del país, se había convertido en una entradita para medio pagar los servicios básicos y los alimentos. Más nada.

Ante este panorama, decidió salir de los muebles con el fin de vender la casa y mudarse a un lugar más chico, cuyas expensas fueran manejables con la entrada proveniente de su jubilación.

Es de destacar, que mi amiga no solo es una apasionada por la decoración y la compra de muebles, si no que durante años, convirtió su casa en un verdadero show room, donde cada habitación tenía un estilo diferente y muebles acordes con el gusto de la dueña.

Al decidir poner en venta sus muebles, escogió uno de los portales tradicionales donde se publican las fotos y se ofertan los productos.

A diferencia de muchos vendedores, mi amiga, no solo tomó las fotos del producto sino que lo recreó y ambientó a fin de que los interesados se hicieran a la idea de cómo sacarle provecho a lo que estaban adquiriendo.

Para el asombro de todos, la venta de muebles por Internet se convirtió en un verdadero boom.

La gente no solo estaba comprado un mueble, estaba comprado un estilo y una manera de decorar. Esto sin saberlo mi amiga, es uno de los secretos del marketing: No te vendo un producto, te vendo un estilo y una historia.

Todos los muebles no solo se vendieron, sino que atrajo a decenas de personas interesadas en amoblar sus casas recién adquiridas, (si en plena crisis económica, hay un grupo de personas que tiene casas para llenar de muebles) en parte porque muchos muebles de estilo o calidad ya no se encuentra en el mercado de su país.

También llegó gente interesada en poner a la venta, a través de mi amiga sus colecciones de muebles porque se quieren ir del país o se estaban reduciendo.

Hoy DN tiene un negocio que la apasiona, se queda noches entera en vela, buscando muebles para recuperar y/o cambiarles el estilo; ha conseguido una veta en medio de la crisis y está haciendo algo que le gusta con pasión.

Aun no se sabe si de esto va a derivar un negocio o no, ideas van e ideas vienen. Pero, de algo si estoy seguro: la gente que explota sus pasiones, puede monetizarlas y los puede llevar a ser más felices, por estar haciendo lo que les gusta y lo que aman.

Si a usted le gusta esta historia, deténgase a pensar por un momento en que cosas ama con pasión y locura ¿Le gustan los video-juegos? ¿Es un apasionado de los autos antiguos? ¿Le encantan los trajes de novia? (a una amiga le gustaban tanto, que terminó abriendo una tienda para vender trajes de novia “decentes”, como ella misma dice) ¿Es un experto creando itinerarios de viajes y consiguiendo las tarifas más baratas?

Cualquiera sea lo que a usted le guste y le apasione, donde sea capaz de invertir horas y horas de su tiempo sin aburrirse ni quejarse, ese es combustible que guiará su vida futura, si usted se decide hacerlo.

En un mundo como el de hoy, cualquiera puede ser un emprendedor. Simplemente hay que tener el valor y coraje para perseguir esos sueños, más nada. Saludos

La pasión es el combustible que mueve al emprendedor by
© 2017 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI) y Mercado de Capitales. Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales, empresario por vocación y escritor en ciernes

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario