? Seguir a @aliantonio Google+ Google + Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

9 hábitos que ayudan a construir riqueza

{ Posted on May 13 2014 by Alí Antonio Manrique }

habitos construir riquezaSi bien heredar una fortuna o tener un empleo que nos pague un altísimo salario nos puede ganar el ingreso a la cima del 1% de las personas más ricas de nuestro país, son las pequeñas cosas las que pavimentan el camino a una vida de prosperidad contra una de constante estrés financiero. Cosas tan simples como inventariar los pagos automáticos de suscripciones que se cargan a nuestra tarjeta de crédito, nos puede ahorrar algún dinero, pues es probable que encuentre que está suscrito a cosas que no usa. Hacer un inventario de sus suscripciones cada mes, es un buen hábito que sirve para descubrir por donde se escapa nuestro dinero. La gente gana bastante dinero durante su vida laboral activa, pero pasa que muchas veces no sabe exactamente por donde se escapa.

Las personas que trabajan asesorando a otros para mejorar su desempeño financiero, han descubierto que muchos tenemos hábitos automáticos que no permiten que acumulemos riqueza.

Pero, ¿Cuáles son esos cambios que pueden ayudar a pavimentar la vía hacia la prosperidad? Estos son, según diferentes planificadores financieros

  1. Cambia tu manera de pensar. Muchos sabemos, por experiencia propia, que nuestra paga mensual luce bastante anémica después de los descuentos que se nos hacen mes a mes. Pero, construir riqueza requiere un cambio en nuestra manera de pensar. En vez de gastarnos el resto de nuestra paga, debemos apartar una porción para una meta financiera específica. La mayoría de la gente toma su pago, paga sus cuentas, gasta algo de dinero y si sobra algo, lo ahorra. Deberíamos hacer lo contrario: ahorrar primero, pagar cuentas y si sobra algo, gastarlo. Otra trampa mental que nosotros mismos nos ponemos es la de dejar nuestras metas financieras de lado, para cuando estemos más holgados, pero a medida que nuestros ingresos aumentan así mismo lo hacen nuestros gastos. No se trata de que ahorres todo tu dinero y te quedes a pasar hambre, se trata de que comiences a desarrollar el hábito con pequeñas cantidades que aumentarás de manera progresiva. No subestimes el poder del comenzar poco a poco, la mayoría de las veces ese impulso construye y una vez que veamos que este funciona, tendremos a hacerlo un hábito.
  2. Visualiza a dónde quiere llegar. Tal y como a los atletas de alto desempeño imaginarse participando en una olimpiada cada cinco años, crea una fuerte motivación, conocer lo que deseas hacer con tu dinero mejora la motivación para alcanzar tus metas. Los expertos en finanzas personales recomiendan tener un plan de cinco años, donde crees una meta especifica que te gustaría alcanzar dentro de ese lapso. Por ejemplo, puedes ahorrar para tener un fondo de emergencia por si te quedas sin empleo de forma repentina o para dar la inicial de un inmueble o ¿por qué no?, comprarte un inmueble de contado. Cualquiera que sea la meta, ahorrar dinero nos ayudará a conseguirla.
  3. Crea tus propios trucos para cambiar de mentalidad. A muchas mujeres les encanta comprarse zapatos de mil dólares o carteras de 3 mil, a los hombres nos encanta gastar en costosos vehículos y sus accesorios. Pero, ¿realmente esas cosas son esenciales para nuestra vida? Depende, si eres un artista o empresario exitoso, probablemente eso vaya asociado a tu modo de vida, si por el contrario apenas el sueldo te alcanza para vivir, hacer ese tipo de gastos es contraproducente e irresponsable. Aplicar la capacidad que todos tenemos para realizar de manera inmediata innovaciones positivas para alcanzar una meta, o heurística, es una manera de alcanzar nuestra metas en el plazo establecido. Por ejemplo, decide exactamente cuánto es lo máximo que estás dispuesto a pagar por un coche, un bolso o una cena. Al hacer eso simplificaremos la toma de decisiones y será más fácil elegir. Los economistas que estudian el comportamiento consideran que adoptar buena heurística puede ayudarnos a desarrollar buenos hábitos financieros. Si crear una buena heurística te parece una tarea sobrecogedora, comienza con algo simple, tal como salir a comer fuera solo dos veces a la semana. La heurística puede ayudarnos a ahorrar dinero, aunque no te lo creas.
  4. Vive como un rico de closet. El imaginario colectivo acerca de los millonarios, se los imagina viviendo en mansiones lujosísimas y conduciendo Bentleys o Rolls Royces. Pero, la mayoría no vive la vida de esa forma, en vez de eso tienden a tener una vida cómoda sin ostentaciones. Viven dentro de sus posibilidades, es decir gastan menos de lo que ganan. Los autores de El Millonario de al lado, detallan la vida de muchos millonarios de closet y revelan que estos son personas que no andan exhibiendo sus riquezas ni ostentando, por el contrario nadie imagina que sean ricos y que tienen la vida financieramente resuelta. El secreto es encontrar el punto de equilibrio donde vivas cómoda y frugalmente y el resto de tus ingresos dedícalos al ahorro y la inversión. En tus años dorados es muy probable que te des la gran vida mientras los demás estén viviendo de la caridad.
  5. Prepárate para el retiro hoy mismo. Si estás en tus 20s o 30s, es probable que te saltes este párrafo o leas hasta aquí pues ahorrar para eso no es ninguna prioridad. Es fácil de entender, pues en este momento de tu vida es probable que estes dedicado a ahorrar para comprar tu casa, casarte o irte de vacaciones. ¿Cómo se supone que debas ahorrar para jubilarte? Por desgracia tarde o temprano tendrás que hacerlo, mientras más temprano mejor. Por ejemplo, si colocas mensualmente 50 dólares en una cuenta de retiro al 7% de interés, esos 50 dólares mensuales serán unos 56 mil en 30 años. Si comienzas a los 40 años, debes contribuir con 110 dólares mensuales para alcanzar esa misma meta. Este ejemplo demuestra el impacto del interés compuesto y que perder el tiempo puede dañar nuestro futuro retiro, a menos que inviertas en un activo que te dé mensualmente el equivalente a tu cuenta de retiro o aprendas a invertir en bolsa de tal manera que el invertir en acciones sea una manera de ahorro para el futuro a largo plazo.
  6. Saber que está pasando con tu dinero. Una vez que has superado tus malos hábitos y comienza a ahorrar, es bueno, es esencial, que no le pierda el rastro a tu dinero. No lo dejes durmiendo en un banco ganando unos intereses miserables que la inflación se “come”. Mantente informado de oportunidades de bajo riesgo donde puedas ganar mejores rendimientos, pregunta en tu banco acerca de los instrumentos financieros que te pueden dar mejores rendimientos. Aprende a invertir en bolsa. No es nada del otro mundo, aprende que son bonos y donde los venden. Toda esa información es vital para que tu dinero trabaje por ti y no al revés.
  7. Sal de deudas. Todos en algún momento de nuestra vida hemos tenidos deudas, pero vivir endeudado toda la vida es otra cosa. Si  tienes deudas malas, como las que se tienen con las tarjetas de crédito, debe ser una prioridad para ti salir de las mismas. Tener deudas de ese tipo daña cualquier plan de los que ya hemos visto en los puntos anteriores. Para comenzar a salir de tus deudas, es necesario que elabores un plan que implica negociar con el banco, dejar de usar las tarjetas de crédito, comenzar a pagar las deudas desde la más pequeña a la más grande y mucha, pero mucha fuerza de voluntad.
  8. Incrementa tus ganancias. Las maneras de incrementar tu riqueza neta son: gastar menos, ahorrar e invertir el resto. Pero si ganas tan poco que eso no es posible, entonces llegó el momento de buscar otras fuentes de ingreso. Busca la manera de diversificar tus fuentes de ingresos, si es necesario aprender un nuevo oficio hazlo, busca un trabajo a medio tiempo, hazlo, cambia de empleo para ganar más en otro. Busca oportunidades de inversión o maneras legales de obtener más ingresos, el que busca encuentra.
  9. Consulta a un experto. Son pocas las personas que se atreven a buscar consejos de un asesor financiero, creo que muchos de los que me leen jamás lo han hecho, pero tocar no es entrar, como dice el refrán y nada se pierde con preguntarle a los que saben como hacer para mejorar nuestra salud financiera. El pago de estos consultores se negocia y ellos no cobran por preguntar la primera vez a menos que usted decida hacer un plan con ellos y dejarse asesorar. En todo caso, busca información por todos lados sobre el tema, lea, asesórate con los amigos, familiares o conocidos a los que les va bien. Muchas de las decisiones financieras que tomamos lo hacemos de manera emocional, y a veces nos arrepentimos. Consultar a un experto puede pagarnos con creces. Piénsalo, puede ayudar.
© 2017 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI) y Mercado de Capitales. Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales, empresario por vocación y escritor en ciernes

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario