? Seguir a @aliantonio Google+ Google + Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

Emigrar y emprender. 10 principios claves

{ Posted on Mar 19 2015 by Alí Antonio Manrique }

Emigrar y emprender. 10 principios claves Quería escribir sobre el hecho de emigrar y emprender, porque justamente los que emigran son las personas menos conformistas con el statu quo.  No es esa fea imagen que nos quieren vender de gente que va quitarle los empleos a los demás. No, el emigrante per se, deja su región, estado o país para aventurarse en construir una mejor vida. No es nada fácil construir desde cero en tierras donde se es un extraño, pero al igual que Henan Cortez, muchos cuando emigran, queman las naves del retorno, para dedicarse con ahínco a salir adelante. Y lo más sorprendente es que en verdad lo hacen.

La crisis ha tocado la puerta de varios de nuestros países y en muchos casos, los profesionales de esos países tan duramente golpeados por la crisis política o económica, a veces vienen juntas, son los primeros en buscar otros horizontes para salir de la crisis.

Unos deciden emprender en el propio país, pero

¿Cómo emprendes en un país donde la seguridad jurídica no existe, la corrupción es la norma y la violencia es rampante? Otros deciden emigrar para ser empleados en otro lado.

Pero, si usted amigo que me lee, es de los que le ha pasado por la cabeza tener un nuevo comienzo, y considera que ya basta de empleos, estos  principios claves que debe tener todo emprendedor, le ayudaran a orientar su decisión.

Sea en su propio país o fuera de allí. El éxito de cualquier emprendedor viene dado por la manera como lidia con los problemas, las adversidades y los desafíos.

Para emprender es necesario ser una persona que no se rinda tan fácilmente, continuar en pie, pese a todo tipo de adversidad y sobre todo creer en sí mismo. Eso y más tienen los emigrantes.

Estos principios básicos son los que necesita seguir quien quiera ser un buen emprendedor y sobre todo quien esté dispuesto a irse a correr la aventura de emigrar y emprender. Veamos

  1. Conócete a ti mismo. Eso lo primero y principal. Entiende tus fortalezas, debilidades y puntos ciegos. Encuentra tu pasión, busca ideas que resuenen en tu imaginación. Mantente aprendiendo nuevas habilidades las cuales serán relevantes en tu empresa futura.
  2. Escoge el negocio correcto. Vuelca tu energía, tiempo y recursos en un negocio que tenga probabilidades de generar buenos retornos. Investiga y mucho, reúne hechos y habla con expertos. Ten claridad respecto a la competencia, entiende el mercado, su tamaño y la tajada que puedes obtener de él a lo largo del tiempo.
  3. Eres tan bueno como la gente que te rodea. Ensambla un equipo de individuos que se complementen y que colectivamente tenga las herramientas claves para ejecutar una idea. Da retroalimentación a tu equipo para mejorar el desempeño. Conéctate con los interesados externos que son vitales para el éxito de tu negocio: clientes, suplidores, inversores, consejeros, expertos de la industria, etc.
  4. Construye una cultura ganadora. Define la cultura de tu organización, hazla explicita y refuérzala constantemente. La cultura de tu empresa es un organismo viviente que requiere monitoreo constante y afinación. La cultura de tu negocio es una herramienta que inspira y motiva a tu equipo para alcanzar metas que se hayan percibido como imposibles.
  5. Define la métrica que más importa. La energía y los recursos necesitan canalizarse en la dirección correcta para maximizar las posibilidades de éxito. Define la métrica y especifica la manera correcta como medirás el desempeño. Escoge una métrica principal y actualízala en la medida que la organización evoluciona por diferentes estadios de madurez.
  6. Valora de manera precisa los requerimientos de capital. Valora que tanto capital requerirás para correr múltiples escenarios: bueno, malo y peor. Debes saber en qué tipo de negocio estás. Si quiere tener inversionistas en tu empresa, debes saber los riesgos y efectos sobre los interesados. Si quieres buscar dinero de amigos y familiares, se realista acerca de cómo comunicarle los riesgos y anticipar las consecuencias de no alcanzar tus objetivos financieros.
  7. Usa los incentivos correctos. Apunta a un adecuado equilibrio en base a los comportamientos que te gustaría animar. Los incentivos pueden crear o destruir valor, úsalos sabiamente. Piensa en las desventajas imprevistas que estos pueden generar y asegúrate que los positivos sean mayores que los negativos.
  8. Ten empatía. Trate de ser empático con la gente con la cual interactúas, para construir un negocio rentable y sustentable.  Entiende el mundo tal cual es y no como te gustaría que fuera. Oiye a la gente, entiende a tus clientes poniéndote en sus zapatos.
  9. Experimenta por etapas. Experimento: trata de diferenciarte por ti mismo de tus competidores y agrega valor a tus clientes en una forma única. Aprende: entiende el impacto de tus hipótesis y evalúalas objetivamente. Ajusta: refina tus hipótesis, basándote en tu aprendizaje. Escala: Abona lo que funciona y poda lo que no.
  10. ¿Qué es lo próximo? Asegúrate de tomar las decisiones correctas a lo largo del camino mientras mantienes en mente tu visión a largo plazo. Escribe un diario introspectivo y gana perspectiva sobre cómo estás progresando y lidia con los retos que enfrentas. Regularmente piensa en tu estrategia de salida. ¿Planeas vender la empresa, pasarla a la próxima generación o hacerla pública?
© 2017 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI) y Mercado de Capitales. Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales, empresario por vocación y escritor en ciernes

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario