? Seguir a @aliantonio Google+ Google + Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

El emprendedor de éxito: Más que genialidad, talento

{ Posted on May 10 2010 by Alí Antonio Manrique }

Nuestra cultura por razones que no viene al caso analizar aquí, constantemente nos muestra que el ideal del éxito está asociado a la inmediatez y al poco esfuerzo. Por estas razones proliferan por todos lados, pero de manera especial en Internet, múltiples ofertas para que usted se haga rico de manera instantánea y con poco esfuerzo. Son muy pocas las personas que le dicen a uno que para alcanzar el éxito en cualquier actividad es necesario algo más que talento.

No solo obvian el talento, que de hecho no todos poseemos, sino que de manera olímpica ignoran o minimizan el esfuerzo. Y cuando no se encuentra maneras de explicar el buen desempeño de alguien inmediatamente se le coloca en la categoría inalcanzable de genio.

Todo el tema viene a cuento porque el talento no basta para alcanzar objetivos artísticos, profesionales o empresariales según el libro que está haciendo furor en USA, Bounce –Mozart, Federer, Picasso, Beckham and the Science of Success,* del británico Matthew Syed.

En el libro en cuestión se afirma que el secreto para llegar a los primeros lugares reside en las horas de prácticas de un oficio determinado y no radica de forma exclusiva en el talento.

Para Mattew Syed, excampeón olímpico de tenis de mesa, graduado de Oxford y columnista de BBC y del diario londinense The Times, es la práctica y no el talento lo que verdaderamente importa.

Semejante teoría viene a confirmar lo de otro best seller Outliers- The Story of Success (Fuera de serie: La historia del éxito) del periodista Malcolm Gladwell. (Véase Diez mil horas de sudor para alcanzar el éxito, donde hacemos la reseña del libro)

Ambos autores basan sus libros en un experimento dirigido en 1991 por Anders Ericsson quien experimentó con músicos, que comenzaban sus carreras a temprana edad y a la misma edad.

La diferencia que encontró Ericsson, un psicólogo de la Florida State University, al final del experimento, fueron más de 10 mil horas de práctica entre los que alcanzaron los primeros puestos en orquestas de renombre internacional frente a otros que apenas habían ensayado unas 4 mil horas.

Lo que equivale a decir que ninguno de los violinistas del nivel más alto había pasado menos de 10 mil horas ensayando. A razón de treinta horas semanales por varios años.

Lo más probable es que a usted se le venga a la mente el caso de Mozart, genio musical indiscutible. Sin embargo, Mozart antes de cumplir seis años, ya había ensayado más de tres mil quinientas horas de piano, aunque no de cualquier manera pues su padre era un músico prominente en Salzburgo y uno de los mejores maestros de violín de Austria.

Wolfgang Amadeus Mozart compuso sus obras magistrales a partir de los 21 años y no antes, momento en el cual ya llevaba más de 10 mil horas de práctica.

Y así podemos citar el ejemplo de Pablo Picasso, el artista más influyente del siglo XX, cuya obra Desnudo, hojas verdes y busto fue subastada la semana pasada en Nueva York, por 106,5 millones de dólares.

Igualmente Bill Gates, uno de los hombres más ricos del mundo, vivió una historia comparable. En su juventud se pasaba hasta 30 horas semanales delante de un computador.

Los Beatles son otro ejemplo. Cierto es que tenían un talento enorme, pero al comienzo, en Liverpool, llegaron a dar conciertos de ocho horas por siete días a la semana. Más práctica que esa imposible.

Pese a todo, la práctica a la que se refiere Syed en su libro, no es una práctica cualquiera. Según él, la excelencia solo se consigue cuando el entrenamiento sale de la llamada “zona de confort” y la persona busca superar su mejor marca.

Y tal como lo anticipó Samuel Beckett, Nobel de Literatura: Siga cometiendo errores, la próxima vez se equivocará mejor. Ser artista es atreverse a fracasar. En los negocios es la misma cosa.

Realmente esperanzador e interesante este libro y sus ejemplos y por supuesto que vienen a la mente las citas sobre la inspiración y el trabajo: EL genio es 10% inspiración y 90% transpiración.

O como Picasso mismo lo expresó: Mas vale que, cuando te llegue la inspiración, te encuentre trabajando. Que tenga un buen día.

* Rebotar, y la ciencia del éxito

© 2017 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI) y Mercado de Capitales. Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales, empresario por vocación y escritor en ciernes


7 Responses to “El emprendedor de éxito: Más que genialidad, talento”

  1. Esta muy bueno este articula, encaja con uno ya escrito por ti en el pasado: 10.000 horas de sudor.
    Gracias por seguir escribiendo y mantener tu página actualizada.

  2. José Luis, muchas gracias por tu comentario, el mismo justifica la cantidad de horas que le dedico a este blog, saludos

  1. 5 Trackback(s)

  2. Bitacoras.com
  3. Crisis, negocios y dinero
  4. Crisis, negocios y dinero
  5. Mastery: Como llegar a ser el mejor en su campo según Robert Greene. | Nichos de mercado en Internet
  6. Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario