? Seguir a @aliantonio Google+ Google + Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

Consejos para arrancar un negocio con poco capital

{ Posted on Aug 03 2010 by Alí Antonio Manrique }

Si es usted de las personas que quieren arrancar un negocio pero tiene poco dinero o ningún capital y desea evitar el uso de recursos externos que le puede dar un inversor externo, por esto de los intereses, estos consejos le pueden ayudar a estirar el dinero lo más que se pueda.  El arte de conseguir dinero de familiares, amigos, sus tarjetas de crédito y sus ahorros tiene algo interesante, si usted fracasa y es muy probable, usted no va a malograr su futuro como empresario porque le debe a un banco de inversión o a un prestamista.

Lo cierto es que las buenas prácticas de gestión son más importantes para el éxito antes que un montón de dinero. Veamos estos consejos de gestión para arrancar un negocio con poco capital.

1.    La pregunta del millón: ¿Cuánto costará hacer su primera venta? Considere todo: la investigación y desarrollo de productos, los gastos generales de funcionamiento, la comercialización, el costo de la mercancía, etc.

Si la suma de todo eso supera el dinero que usted tiene, entonces usted debe repensar el arranque o necesita más dinero.

2.    El flujo de caja no es lo más importante, es lo único importante. Para quien arranca sin dinero el efectivo es como el oxigeno. Cuándo se detiene por un pequeño período de tiempo entonces su negocio se muere.

Aprenda todo acerca de acelerar el flujo de caja y aplíquelo a su negocio. Enfóquese en el efectivo, no en las utilidades, no en la cuota del mercado o cualquier otra cosa. Sea extremadamente realista, incluso pesimista, cuando se trate de las proyecciones de ingresos.

3.    Comience con socios no empleados. La nómina en la mayoría de las empresas es un gasto mayor. Si usted no tiene dinero en efectivo, no se puede permitir la contratación de empleados y punto.

Busque a personas que estén dispuestas a trabajar por participación en el negocio, al menos por salario diferido durante el arranque. No contrate a ningún empleado hasta que los beneficios le permitan pagarlo.

Por supuesto, esto significa que usted y su equipo deben tener las competencias básicas cubiertas para que la empresa funcione. Encuentre después personas cuyos puntos fuertes cubran sus debilidades.

4.    Desarrolle ingresos continuos, pasivos, incluso si ese no es su negocio principal.

5.    Usted no está en el negocio de prestar dinero. Así que no lo haga. En otras palabras usted no puede dar financiamientos, ese el negocio de las tarjetas de crédito, y mucho menos fiar. No haga excepciones.

6.    No malbarate el cash de sus tarjetas. Puede que en un momento usted, para resolver problemas de flujo de dinero, tome el efectivo de sus tarjetas de crédito, pero por nada de mundo use ese dinero para gastos superfluos que no tienen nada que ver con su negocio.

Usted puede terminar en la quiebra personal y el negocio idem por no saber manejar este tipo de situación.

7.    Prescinda hasta que no pueda hacerlo más. Posponga todas y cada una de las compras, siempre y cuando sea posible.

Eso le permitirá buscar mejores ofertas o aclarar cuales son exactamente sus necesidades y encontrar cual es el mejor producto o servicio que mejor se adapta a sus necesidades.

Lo mismo pasa con la compra de tecnología, los precios tienden a bajar, no a subir. Puede incluso que al principio usted mismo lleve la contabilidad y hasta haga de abogado. Siempre y cuando esas decisiones no pongan en riesgo el negocio, hágalo.

8.    No venda lo que no puede entregar. Administre su crecimiento. Las grandes empresas pueden hacer frente a la capacidad de fabricación, a los problemas de servicio al cliente, o problemas serios con los productos que fabrica a punta de lanzar dinero sobre esos problemas.

Una empresa pequeña y arrancando no puede hacer eso. Haga de sus clientes actuales su principal prioridad. Aunque los potenciales nuevos clientes pueden sentirse decepcionados por no poder obtener su producto o servicio, estos entenderán.

Claro usted puede perder algunos negocios potenciales, pero no correrá el riesgo de estrellarse por problemas de control de calidad o mal servicio al cliente.

9.    No apueste lo que no puede permitirse perder. No financie su negocio con una segunda hipoteca de su casa, a menos que este dispuesto a quedarse en la calle.

No apueste toda su empresa en una sola oportunidad. No importa que tan bien le parezca o crea, no importa lo buena que se vea la oportunidad, hasta tanto el dinero no esté en el banco, nada es seguro.

10.    Establezca relacione para apoyar su crecimiento antes de que realmente los necesite. Tarde o temprano, usted va a tener una necesidad urgente de recursos o experiencia fuera de su empresa.

Puede ir desde llenar la declaración de impuestos, una situación jurídica urgente, un gran pedido, etc. Es bueno que usted tenga a la mano este tipo de ayuda, es decir sepa donde encontrarla cuando tenga que necesitarla.

Es ventajoso saber donde puede acudir cuando el problema se presente.

11.    Enfóquese en el cliente. Es mucho más barato mantener los clientes actuales que buscar otros nuevos. Los clientes satisfechos son la publicidad más barata. Desarrolle la relación con ellos más allá de la venta.

Arrancar un negocio con poco dinero más que un problema por escasez de capital es una filosofía de negocios.

Incluso si usted llega a tener a su disposición el capital para arrancar, aplicar estos consejos le ayudará a reducir los riesgos y a lograr un crecimiento inteligente en su negocio.

© 2017 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI) y Mercado de Capitales. Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales, empresario por vocación y escritor en ciernes

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario