? Seguir a @aliantonio Google+ Google + Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

Como transformar siete dólares en cincuenta mil

{ Posted on Apr 24 2010 by Alí Antonio Manrique }

Lecciones de vida y de marketing un vendedor de ambulante. Esta es la increíble historia de un ex empleado de Polygram Brasil, que habitaba en una favela de Rio de Janeiro, Rocinha, y que se ha convertido en conferenciante y consultor de marketing de nivel mundial para emprendedores y empresas e invitado a las escuelas de negocios más importantes del mundo.

El éxito de este hombre me lleva a afirmar que es el Kiyosaki brasileño, como usted mismo podrá ver en el propio site de David Portes.

David era empleado de la grabadora Polygram y fue despedido, sin causa justa, con la esposa embarazada de 8 meses y sin ahorros para hacerle frente a un futuro incierto.

Venido del interior de Brasil se negó de plano a regresarse por lo que terminó durmiendo en la calle. En esa situación se dedico a recoger latas en la playa de Copacabana para poder comer. Hasta que un día de regreso a donde había dejado a su mujer se encontró con que esta estaba bastante mal con los dolores del parto, necesitando un medicamento que costaba 12 reales.

Pero en vez de comprar la medicina con el dinero prestado, compró doce reales en dulces. Hasta ese momento David desconocía que tenía el don de encantar a la gente por lo que en dos horas vendió todos los dulces, pudo comprar la medicina de la esposa y formo un capital de trabajo para seguir vendiendo dulces.

Lo interesante y lo que me más me ha impresionado de este hombre es que todas las penurias que padeció fueron el impulso que le llevó a ser lo que es hoy.

Según sus propias palabras lleve su cruz y úsela para cruzar el puente hacia una vida prospera y feliz. Para salir de una vida de penurias y dificultades usted se debe arriesgar, dice.

Lo cierto es que este hombre terminó poniendo un quiosco callejero para la venta de dulces, comenzó diversificando la oferta, separó los productos diet de los normales, agregó refrescos, hacía entrega en el auto y colocó un teléfono para que sus clientes pudieran hacer los pedidos.

Para David el cliente es el Rey y se le debe atender como tal. Hay que fidelizarlos y para eso es necesario hacerlo de forma diferente.

Siguiendo con la historia del quiosco, David descubrió que muchos de sus clientes no podían bajar hasta la avenida para comprarle por lo que colocó un buzón de sugerencias preguntando que servicio el quiosco debería ofrecer para atenderles mejor.

Los clientes querían un delivery. Claro esto hace unos 18 años atrás. Para atender las solicitudes del delivery usaba los teléfonos públicos en las cercanías del quiosco, hasta que la empresa de teléfonos públicos se dio cuenta y los quitó de la zona.

Hubo entonces que comprar un celular y crear un Call Center. Después creo “un quiosco virtual” para que los clientes escogieran y no tuvieran necesidad de llamar a la “tienda” preguntando si tenían x o y producto. Por lo que aconseja deje la atención como un marco para el cliente.

Para David el éxito de todas las iniciativas que montó en su negocio se basaron en la actitud y en no tener miedo de cometer errores. Siempre se debe buscar la forma de hacerlo diferente, no quedarse estacionado.

Hoy en día la diferencia entre una tienda u otra, una compañía u otra, no radica en tan solo en los productos, sino en la atención diferenciada que estas le prodigan al cliente: atienda bien, con cariño, con una sonrisa e innove.

Una sonrisa abre todas las puertas y también todas las carteras. Una de las promociones que este hombre creó fue la de las “davidzetes” las cuales eran unas mulatas preciosas contratadas para investigar y llamar la atención de las personas.

David se dio cuenta que la venta de dulces había caído por que los clientes estaban yendo más al dentista en razón de la aparición de caries por lo que decidido a proteger la salud de los clientes, creó la promoción “Diente Limpio” que consistía en un cartón de “millas “con la figura de 32 dientes, donde por cada compra minima de 3 reales, el cliente se ganaba dos dientes.

Se anotaron más de quinientas personas que la completar el cartón ganaban el derecho de una limpieza dental por cuenta del Quiosco de David. De allí David fue descubierto por un periodista que se asombró de ver a un vendedor ambulante haciendo marketing en plena acera.

De allí apareció en las principales revistas de Brasil y en los principales eventos que se realizan con empresarios. De eso ya hacen siete años. Hoy está franquiciando los quioscos, el principal se ha en una tienda y esta en la Avenida Presidente Wilson de Rio de Janeiro.

Tiene dos distribuidoras de productos relacinados con los que vendía en el quiosco. David Portes dice hoy que cuando comenzó a trabajar no sabía que esas eran las estrategias de marketing y según dice aún no sabe lo que es eso.

Para él, el marketing es algo intuitivo y que lo hace para diferenciarse de la competencia. Además de eso dice que lo que le ha permitido llegar tan lejos es tratar a las personas con transparencia y hacer las cosas correctas.

Solo dando se recibe. En una mano abierta las cosas salen y entran. En una mano cerrada las cosas ni entran ni salen. Tratar a las personas con respeto y cariño. Un gesto negativo es como una gota de veneno en un balde de agua: contamina todo.

Para David Portes nada suceder por azar.

Para ver la web de David, pulse aquí


© 2017 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI) y Mercado de Capitales. Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales, empresario por vocación y escritor en ciernes

  1. 1 Trackback(s)

  2. Bitacoras.com

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario