? Seguir a @aliantonio Google+ Google + Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

Como superar las excusas para no emprender

{ Posted on Jan 08 2014 by Alí Antonio Manrique }

vencer las excusas para no emprenderTodas las personas en algún momento determinado de su vida albergan un sueño, pero no todo el mundo lo puede alcanzar porque en el camino hay muchos obstáculos que requieren mucha fuerza de voluntad y enfoque para superarlos. A menos que tengamos una enfermedad terrible no hay ninguna razón para no dedicarnos a hacer realidad lo que queremos. Sin embargo las excusas son la vía más cómoda para mantenernos en nuestra zona de confort y no hacer nada por nuestras metas. Las excusas son justificaciones ante los otros para no hacer nada por cambiar.

Lo que sigue es una lista de las peores excusas para no emprender y no hacer nada por cambiar nuestra situación económica o laboral.

La lista fue elaborada por Jeff Haden, emprendedor y escritor fantasma de libros de los líderes más importantes de negocios y tecnología. La lista fue publicada en la revista INC y esta es una versión adaptada para este blog.

  1. Tengo demasiado miedo. Todos en alguna medida tememos algo. Los emprendedores también lo sienten. Si ese es su caso tiene una opción: no deje que sus miedos lo repriman o utilice esos temores como el combustible para hacer lo que necesita hacer y tener éxito. La complacencia es enemiga del éxito y afortunadamente el miedo está lejos de la complacencia.
  2. No tengo las conexiones adecuadas. Según una teoría entre usted y yo solo hay seis grados de separación. Es decir que a través de seis personas se puede llegar hasta el mismísimo Barack Obama. Eso dice la teoría, pero con tantas cosas que existen hoy en día como Facebook, LinkedIn, Twiiter y todas las otras plataformas y medios sociales, se puede llegar a cualquiera, incluido el Papa, sin pasar por tanta gente. De hecho, muchas personas son sorprendentemente accesibles, lo que seguramente ese es el secreto de su éxito. Por supuesto que no pueden responder. Si no lo hacen es probablemente su culpa. Una gran red es como una gran pirámide con una amplia base, no una fina línea vertical que va directo a la cima. Mientras más influencia tiene la persona más sitiado está con las solicitudes. Tenga una buena razón para conectar a esa persona y piense en dar antes que esperar recibir, se puede llevar una sorpresa.
  3. Es demasiado tarde. Esa es una de mis excusas preferidas. ¿Por qué hacer algo si ya otro lo hizo y mejor? Pues muchas empresas y empresarios de éxito jamás se pararon en eso, simplemente tomaron esas ideas y las llevaron a otro nivel, perfeccionándolas. Es demasiado tarde para uno si uno no está dispuesto a ser mejor, más rápido, más fuerte o más barato que el que llegó primero.
  4. No encuentro a nadie que me escuche. La gente escuchará a todo aquel que sea entretenido, interesante, sincero, divertido, impactante, informativo, excitante, satírico, controversial, sexy incluso si es triste o estúpido. Si no encuentra a nadie que lo escuche, el problema es usted no de la audiencia. Lo que usted desea decir es irrelevante, de modo que cambie su mensaje para la gente que desea alcanzar. Ahí si lo van a escuchar.
  5. No tengo dinero. Ser empresario es el arte y la ciencia de hacer más con menos: menos dinero, menos gente, menos tiempo, etc. Hay que aceptarlo desde temprano: nunca tendremos suficientes recursos para poner en marcha un negocio de la manera que lo planeamos y lo deseamos. No podemos controlar lo que tenemos, pero puedes controlar lo que decidas hacer con lo que tienes.
  6. No tengo tiempo. Todo el mundo tiene la misma cantidad de tiempo. La única diferencia es lo que estamos dispuesto hacer con el nuestro. Si usted estuviera atrapado bajo tierra y solo le quedan 24 horas de oxigeno usted no se pondría a revisar su cuenta de Twitter o “pasar el tiempo” frente al televisor. Trataría de excavar para ver como sale de allí. Aplicar el mismo nivel de importancia a lo que queremos lograr y nuestro horario se aclarará inmediatamente.
  7. No tengo las habilidades. No hay problema. Vaya a la escuela, lea un libro, lea a diez. Hable con sus amigos, consiga un trabajo a tiempo parcial en una pequeña empresa. Consiga un trabajo a tiempo parcial en una industria completamente diferente. Encuentre a alguien que haya hecho lo que usted quiere hacer y sea voluntario para trabajar de forma gratuita a cambio de la oportunidad de aprender. ¿Le parece demasiado duro? ¿Demasiado grande el precio a pagar? O ¿Considera que no es justo? Si es así entonces debe aceptar que nunca tendrá esas habilidades y deje de quejarse. Las habilidades y el conocimiento se ganan, no se regalan.
  8. No tengo ideas. Soñar con algo nuevo es muy difícil, pero reaccionar a algo que ya existe es fácil, muy fácil. Caminar y mirar alrededor nos permitirá ver una cantidad de problemas que requieren soluciones. Esas soluciones son ideas. Lo mismo pasa si tiene algún negocio. Hay una gran cantidad de problemas que puede enfrentar. “Nuevo” es difícil de imaginar, “Mejor” es mucho más fácil. La mayoría de las empresas se basan en “mejor” no en “nuevo”.
  9. No puedo correr riesgos. Cualquier riesgo que se tome es un riesgo del cual podemos recuperarnos. Con el tiempo podemos superar casi cualquier contratiempo, tropiezo o fracaso y emerger más fuerte y más inteligente y mejor equipado para tener éxito la próxima vez. Si no se intenta, lo lamentaremos cuando estemos viejos y miremos atrás: ¿Qué hubiera pasado si…? Ese es uno de los riesgos de no tomar riesgos.
  10. Soy mejor planificando que ejecutando. No, no lo eres. Eres demasiado perezoso para hacer el trabajo sucio. No se necesita una cualidad innata para ser bueno en la ejecución, todo lo que se necesita es disciplina.
  11. No puedo parar hasta que sea perfecto. Claro que puede, simplemente no quiere. Tal vez esté inseguro, tal vez tiene miedo al rechazo o la critica. En vez de eso haga esto: haga su mejor esfuerzo y luego retroceda. Si un poco más de trabajo se traducirá en una mejora notable, hágalo. Si un poco más de trabajo no hará ninguna diferencia notable, déjelo así. Luego haga mejoras basadas en la retroalimentación que reciba de las únicas personas cuya opinión importa: sus clientes.
  12. No me siento cómodo haciéndolo de esa manera. Me criaron para ser humilde y modesto, por lo que no me gusta decir que soy bueno en nada. Pero a veces hay que escoger y para tomar ventaja de ciertas oportunidades se requiere que describa con confianza sus habilidades, experiencia y logros. Si usted no se siente cómodo haciendo algo porque viola sus principios o ética, no lo haga. Pero si usted no se siente cómodo porque simplemente esto lo sacará de su zona de confort, solo está racionalizando. Usted nunca será más de lo que ya es.
  13. No conozco a nadie que lo haya conseguido antes. Las verdaderas grandes ideas se pueden describir en pocas palabras. Los productos verdaderamente grandes igual. Cuando nadie parece conseguirlo, sea usted la única persona que lo logró. Deje de lado su orgullo y su único punto de vista y averigüe que es lo que ha ido mal para que nadie antes lo haya conseguido.
  14. Demasiado difícil. Los viajes largos son duros. Los pasos individuales son fáciles. Digamos que usted se echa en un sofá todo el día y decide correr un maratón.  Tiene razón. Hacer eso es muy difícil. Pero si desde hoy sale y comienza dando una o dos vueltas, usted estará dando los primeros pasos hacia un objetivo difícil. Luego otro y otro. Eso mismo lo puede aplicar para bajar de peso, para abrir un negocio, para crear una tienda online. No se logran las metas difíciles de la noche a la mañana, pero paso a paso, por pequeño que sean estos, las puede lograr. Pensar en el final del viaje y en todo lo que requerirá para el camino hará que nunca empiece. En lugar de eso, de un pequeño paso, uno a la vez y a partir de allí inicie su camino al logro de sus objetivos. Eso es lo que puede hacer.
  15. Me avergüenza el fracaso. Fracasar en público puede ser muy embarazoso, especialmente porque algunas personas les encanta hablar de las desgracias de los demás. Esas son las personas que no se atreverían hacer algo por si mismas. No hay que preocuparse por ellos. Existe todo un grupo de personas que le respetarán por intentarlo. Ellos reconocerán en usted un alma gemela y sentirán empatía. Ellos saben lo que es intentar y fallar y volver a intentarlo. ¿Por qué razón? Son personas que viven sus vidas en sus propios términos, al igual que usted.
Como superar las excusas para no emprender by
© 2017 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI) y Mercado de Capitales. Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales, empresario por vocación y escritor en ciernes


2 Responses to “Como superar las excusas para no emprender”

  1. excelente

  2. Excelente articulo, sin duda muchas de las excusas, son barreras internas.

    Saludos

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario