? Seguir a @aliantonio Google+ Google + Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

Cómo despedir a un empleado sin traumas

{ Posted on Mar 26 2012 by Alí Antonio Manrique }

Despedir a un empleado puede ser una tarea muy desagradable para la mayoría de los jefes, no importa las palabras que se usen, es desagradable. A menos que usted sea Donald Trumph a quien al parecer le da placer despedir a los participantes del show El Aprendiz, para los demás no es una tarea fácil ni ligera. Una decisión de esta afecta la vida del empleado, su equipo de trabajo y posiblemente la reputación de quien lo despide.

En un reciente artículo de la revista Harvard Business Review, el consultor Ron Ashkenas enumeró algunos consejos para los gerentes lidien mejor con el momento de despedir.

Según el, muchas personas acaban adoptando una actitud inadecuada por cuenta de la tensión y acaban transformando una conversación difícil en algo peor.

1.    Lo primero que hay que hacer, afirma Ashkenas, es tener la certeza de que la dimisión es el último paso de un proceso cauteloso y transparente que comenzó mucho antes.

Si el motivo de la salida es un desempeño débil, desligarlo de la empresa debe ocurrir después de diversas discusiones sobre el desempeño del empleado.

Si fuera por cuenta de una restructuración de la empresa o despidos masivos, la salida deberá ser anticipada por anuncios oficiales. Todo esto para que el despido no sea una completa sorpresa.

En las grandes empresas, el área de Recursos Humanos generalmente tiene directrices establecidas para que ese proceso suceda.

2.    En segundo lugar, es importante estar lleno de datos en el momento de dar la noticia. El futuro ex-empleado puede preguntar cosas del tipo hasta cuando trabajará, si no hay otra oportunidad en la empresa y como quedarán sus beneficios.

Si usted no tiene esas respuestas en la punta de la lengua, hará un papelón. lo ideal es tener esas respuestas a la mano antes de la reunión. Otro consejo es estar preparado para oír sin reaccionar.

Perder un empleo puede ser traumático y el empleado alcanzado tal vez quiera compartir las amarguras y angustias con aquellos que le dan la mala noticia.

Lo ideal es oír con respeto y mostrar a la persona que se tiene al frente que el mundo sigue y que debe enfocarse en el futuro. Ofrecerse para conversar después, cuando los ánimos estén calmados, es una salida.

3.    La última medida después del despido es hablar con el equipo sobre la decisión, sus motivaciones e implicaciones. De acuerdo con Ashkenas, los empleados pueden entender exactamente lo que sucede.

Pero, en ambos casos, el gerente o gestor necesita ser sensible a sus emociones y ayudarlos a retomar el foco en el trabajo.

© 2018 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI) y Mercado de Capitales. Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales, empresario por vocación y escritor en ciernes

  1. 1 Trackback(s)

  2. Bitacoras.com

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario