? Seguir a @aliantonio Google+ Google + Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

Como conseguir nuestro primer cliente

{ Posted on Dec 30 2013 by Alí Antonio Manrique }
Tags : ,
Categories : Emprendedores, Negocios, PYMEs

clienteUna de las cosas que más afecta a un recién graduado cuando busca trabajo es la falta de experiencia; de hecho muchos se quejan del hecho de que se le exija experiencia a alguien que acaba de salir de la Universidad. Lo mismo pasa con las pequeñas empresa o negocio cuando están comenzando. Se les pide referencias para ver si nos compran o no. Son pocos, por no decir nadie, dispuestos a apostar por nuestra empresa o negocio si esta no es conocida. Eso es así aquí y en Beijing. Pero, ¿Qué podemos hacer para que una empresa recién creada pueda conquistar su primer cliente?

 Si no se tiene ninguna reputación, trabaje gratis

Lo primero que hay que tener claro es que un negocio que recién comienza no tiene ninguna reputación, por lo que al principio toda la credibilidad descansa sobre los hombros del fundador. Para que nuestra empresa comience a ganar credibilidad debe valerse de la red de contactos del fundador en primer lugar y en base a eso hacer trabajos a precio de costo o gratis.

Cuando no se puede encontrar un trabajo remunerado, entonces hagámoslo gratis. Trabajar gratis es una manera de crear credibilidad sin gastar mucho.

Adicionalmente no necesitamos ganar una licitación para hacerlo. Pero, esos trabajos no se le pueden hacer a todo el que toque nuestra puerta, es necesario que nuestro cliente sea una empresa con tenga una red de contactos superior, pues de allí, con toda seguridad vendrán nuestros clientes o en todo caso si no es así, la empresa a la que le hemos hecho el trabajo, será parte de nuestro curriculum para cuando busquemos clientes.  

La gente compra de la gente, así que debemos ser entusiastas y entendidos

La gente lo primero que compra es el entusiasmo de quien le vende. ¿No le ha pasado a usted que cuando quiere un producto elaborado a la medida, como una página web, por ejemplo; el vendedor nos dice que eso no se puede hacer, acabando así con nuestro entusiasmo? En ese momento ese mismo vendedor acabó con la venta. Las personas son las que convencen, no los brochures ni los folletos.

Si somos capaces de transmitir nuestro entusiasmo por el cliente, con seguridad conquistaremos muchas ventas.

Nuestra credibilidad no solo se fortalecerá sino que en adelante hará el resto, sin embargo, la mejor manera de construir confianza es llegar a ser bueno en algo y estar al frente. La gente agradece esto.

Una pequeña venta a un gran nombre es un trampolín para construir nuestra reputación

Cuando uno es capaz de hacer negocios, aunque sean gratis con una gran empresa, eso nos dará tanta credibilidad que no hay dinero que la pague. El efecto secundario de este tipo de accionar es que esa reputación se trasladará a las otras organizaciones similares a la empresa a la que le hicimos el trabajo gratis. De allí en adelante puede pasar cualquier cosa. Hay que hacer felices a los clientes para que esto suceda.

Luzca y actúe como un profesional

Otro punto que debemos considerar, aunque muchas personas tienden a no darle importancia, es el hecho simple de estar presentables no solo nosotros sino nuestra empresa. No hay nada más terrible que reunirse con un posible prospecto y no solo estar impresentable sino que nuestra oferta esté plagada de errores ortográficos e incoherencias.

La calidad de nuestra comunicación es uno de los indicadores más fuerte que la gente utilizará para evaluarnos, a la vez que puede hacer que alguien inteligente luzca estúpido por no cuidar esos detalles.

No confunda la comunicación profesional con palabras bonitas o párrafos de una novela. Se dice mucho con poco y las posibilidades que nos respeten serán mayores.

No ofrezca cosas que a las pequeñas empresas ni le interesan ni pueden pagar.

Un error de principiante es que muchas empresas pequeñas desesperadas por un contrato son capaces de ofrecer lo que una más grande y con más dinero puede hacer sin problemas. Ese error no solo cuesta caro sino que daña nuestra credibilidad de manera irremediable. Ofrezca y prometa lo que está en condiciones de cumplir, ni más ni menos.

Estos consejos de nada valen si su producto es malo o no agrega ningún valor. Adicionalmente hay que estar claro que para conseguir nuestro primer cliente hay que trabajar muy duro, si uno no es capaz de vender, nuestra empresa la pasará muy mal.

Adaptado de un artículo publicado en el Blog de Oliver Remberton: How to win your first clients y de un artículo previo publicado acá Consejos para conseguir su primer cliente 

© 2017 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI) y Mercado de Capitales. Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales, empresario por vocación y escritor en ciernes

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario