? Seguir a @aliantonio Google+ Google + Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

¿Por qué todo emprendedor debe aprender a celebrar el fracaso?

{ Posted on Sep 12 2010 by Alí Antonio Manrique }

Los grandes fracasos arrojan luz sobre como las empresas pueden conducir mejoras en el diseño y la reingeniería de productos y servicios. El fracaso, puede ser uno de los grandes motores de la innovación. El éxito nos da confianza de que estamos en el camino correcto, pero no nos dice necesariamente por qué, dice Henry Petroski, profesor de gestión de la Duke University. Para este el fracaso es como un mapa de una mina, porque es fácil de localizar y analizar.

El fracaso contiene información de manera incalculable. El desastre de BP, en abril de este año hizo que el New York Times dedicara un largo ensayo a este tema (el del fracaso) de allí extrajimos varios ejemplos de experiencias desastrosas que se convirtieron después en tremendos éxitos comerciales.

1.    El refrigerador. El refrigerador eléctrico fue un gran fracaso hasta los años 30. La sustancia usada para refrigerar era tóxica y derrame mató a una familia completa en Estados Unidos mientras dormía.

El fracaso fue revertido con el descubrimiento del gas CFC. Pero, décadas más tarde se descubrió el efecto adverso del CFC en la atmósfera. El gas fue cambiado de nuevo , pero esta vez por una substancia ecológicamente correcta.

2.    La lata de refresco. En los años 50, la lata de aluminio tenía fama de villana en los Estados Unidos y casi fue sacada del mercado. La tapa de las latas tenía que ser cortada con un abre lata, y muchas eran abandonadas en parques y playas, provocando accidentes.

El diseño de la lata evolucionó y, en 1956 surgió el formato “pop-top” con una lengüeta abre fácil. La lata de aluminio de salvó.

3.    Supermercados. Si, el diseño de las tiendas, con los estantes que forman pasillos y la caja registradora en la entrada fue patentado en 1910.

Según, Henry Petroski, este es un raro caso de éxito absoluto de un diseño pésimo. El consumidor tiene que caminar largas distancias para comprar uno o dos artículos.

Son muchos los ejemplos, pero estos tres bastan para ilustrar que el fracaso, lejos de ser algo por lo cual avergonzarse o sentirse mal, debemos verlo como un acicate o estimulo para alcanzar nuestras metas.

Nunca debemos rendirnos ante el fracaso, Tomas Edison fracasó perfeccionando la bombilla eléctrica, la que erróneamente se le atribuye su invención,  más de ¡¡10 mil veces!! Y no ser rindió.

Steve Jobs dice que antes de que el iPhone llegara a manos de los usuarios, habían desdeñado miles de modelos.

De hecho, fracasa quien está tratando de hacer cosas o cambiar el mundo, quien no fracasa o es un vegetal o está muerto. Saludos

© 2017 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI) y Mercado de Capitales. Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales, empresario por vocación y escritor en ciernes

  1. 1 Trackback(s)

  2. Bitacoras.com

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario