? Seguir a @aliantonio Google+ Google + Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

Brevísima historia del dinero

{ Posted on Aug 26 2009 by Alí Antonio Manrique }

Dollar Es el medio más común de intercambio y representa el medio de intercambio por excelencia y legalizado.Pero, ¿Cómo fue que el hombre llegó a desarrollar un mundo en que las monedas se negocian de forma especulativa, donde algunas están vinculadas a otras y donde otras “flotan” y donde se puede intercambiar dinero sin dinero? Este fue un proceso gradual que va desde que se intercambiaban pieles de tigres dientes de sables a la canasta de monedas actuales que se ponderan en tiempo real. El desarrollo del dinero moderno tiene interesantes hitos a lo largo de su historia.

El Dinero como mercancía
Antes de que el dinero fuera papel y moneda, era en si mismo una mercancía o algo con un valor intrínseco. Si un clan o una tribu tenía una afinidad por algún objeto específico que iba desde semillas, conchas o joyas, estas comunidades atribuían valor a esos objetos.

Las razones se basaban en la escasez, la utilidad o el atractivo estético. Presumiblemente los objetos más raros conllevaban también un valor mayor. En los primeros tiempos, estos productos se trocaban con otros de similar valor.

Eran convertibles pero en el sentido más básico. Lo que era aceptado como moneda en un lado del mundo, en otro podrá ser considerado muy banal o sin valor. Con el tiempo la mayoría de los metales preciosos pasó a ocupar el lugar de los productos básicos como forma de pago.

Los diversos metales tendrían su nivel de importancia, un valor intrínseco así como un valor de mercado. El cobre por ejemplo recibido como pago podía ser fundido y convertido en otra cosa, lo que presumiblemente podía ser cambiado más adelante o utilizado en el pago futuro de otra cosa.

Principio de los sistemas monetarios
En occidente, el uso de los metales preciosos como medio de intercambio llevó a la producción de monedas. Usadas como dispositivos de intercambio y unidades de medida, las monedas surgieron en las sociedades mediterráneas del siglo  VI antes de Cristo.

A los Lidios, antiguos habitantes de la Turquía moderna, se les reconoce como los primeros en haber producido las primeras monedas con impresiones  años antes de Cristo. Los expertos sostienen que otros pueblos, entre ellos los griegos, usaron el mismo tipo de moneda.

Los babilonios, se acreditan como los precursores del moderno sistema  económico, pues el Código de Hammurabi (Siglo 17 AC) estandarizó el sistema monetario de aquel tiempo. También estableció las leyes relativas a fondos, incluidas la legalización de multas y las tasas de interés. Fue un intento de arbitrar el comercio.

La representación de divisas
El establecimiento de las monedas condujo al desarrollo de las divisas representativas en formas de notas o billetes. Una divisa representativa es aquella donde el valor de los bienes y servicios está representado en una nota o billete.

Así en lugar de pagar por un caballo con un cubo lleno de monedas de plata o monedas de oro, una nota se intercambiaba y se completaba la transacción. De aquí se origina lo que actualmente conocemos como cheques, los cuales era una nota de reclamo contra un metálico depositado en un banco.

La forma más famosa de esto era la libra esterlina británica. La cual se desarrollo a finales del siglo 17, se comercializaba en forma de moneda con el respaldo de que el portador la podía canjear por una onza troy de oro.

Qué tiempos aquellos!! Ese fue el comienzo del patrón oro, que duró hasta el siglo XIX en el Reino Unido, y en otros países bien entrado el siglo XX.

Durante ese tiempo, los billetes en circulación no excedían el oro en las reservas, la fortaleza de la moneda de la moneda se basaba en el hecho de que las notas o billetes podían ser cambiados en un banco por parte del portador por su equivalente en oro.

Moneda de curso legal
Cuando las monedas dejaron de estar respaldadas por el patrón oro, el medio de intercambio continúo haciéndose con monedas de curso legal, respaldadas por la palabra de los gobiernos.

Su fuerza reside en la palabra de los gobiernos y en la confianza de que estos no van a inducir la hiperinflación. En otras palabras dinero fiduciario. Valor que viene de la confianza, un valor asignado a un bien, especialmente al dinero, principalmente cuando el poder adquisitivo mercantil de este queda avalado por una autoridad pública.

Se dice dinero con poder fiduciario, y dinero con poder ad valórem. Se habla de poder mercantil en su sentido amplio, cuando el valor del dinero se haya equilibrado con el de los bienes de uso. Fuera de este concepto, aparecen desviaciones causadas por disparidades cambiarias justa o injustamente adoptadas por aquella autoridad.

Debido a que el dinero fiduciario no tiene ningún respaldo, no pueden ser intercambiados por oro o plata. En 1971, con el esfuerzo fiscal que significó la Guerra de Vietnam, los Estados Unidos declaró que los dólares en circulación habían superado la cantidad de oro en reservas, y por lo tanto los Estados Unidos ya no estarían respaldados por el patrón oro.

Esto marca el final del Sistema adoptado después de la última guerra, Bretton Woods. Sistema en el que las monedas del mundo habían fijado sus precios en contra del dólar de Estados Unidos.

Debido a que el dólar  no sólo sigue siendo la moneda de mayor circulación y es la moneda con  la que otras naciones valoran sus reservas, todas las monedas del mundo, en efecto, se han convertido en dinero fiduciario.

Muchos economistas han mostrado su preocupación por la sostenibilidad de este sistema basado en la confianza en una moneda hegemónica, el Dólar de Estados Unidos.

El surgimiento de una economía cada vez más global, con la fuerza de la Unión Europea y con China a la cabeza, combinada con la reciente recesión, ha conducido a que muchos bancos centrales hayan decidido cambiar sus reservas en dólares por otras monedas.

Al hacerlo, el dólar ha perdido terreno frente a la mayoría de las monedas del mundo. Muchos economistas creen que presionando un aumento en la circulación de la moneda es una forma de salir de la recesión.

Los acontecimientos reciente sugieren que están dolorosamente equivocados. Visto esta brevísima historia razón tiene Kiyosaki, cuando en Buenos Aires declaró que si usted quiere proteger sus ahorros compre comodities (oro, plata, platino, petróleo, etc.) pues el dólar no solo ha perdido fortaleza sino que el programa de Obama para salir de la recesión es altamente inflacionario.

Brevísima historia del dinero by
© 2017 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI) y Mercado de Capitales. Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales, empresario por vocación y escritor en ciernes

  1. 1 Trackback(s)

  2. Bitacoras.com

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario