? Seguir a @aliantonio Google+ Google + Crisis, Negocios y Dinero » Blog Archive

Los 5 pecados financieros que acaban con las PYMES

{ Posted on Aug 15 2014 by Alí Antonio Manrique }

errores financieros que acaban con las PYMESTodos los negocios funcionan alrededor del dinero: gastamos con los proveedores, empleados  y el ciclo productivo y ganamos con los clientes. Hasta allí la cosa parece bastante simple de entender. El problema no está en entender esto, el problema es hacer que esto funcione de manera sincronizada y sana. Si esto fuera tan simple así, la falta de conocimiento en gestión financiera, no sería una de las principales causas la mortalidad de las pequeñas y medianas empresas, en muchos países del mundo.

Claro está que los empresarios se preocupan primordialmente de sus clientes y de la entrega de los productos y servicios ofertados. Pero, ignorar la parte financiera de la empresa, puede acarrear desagradables sorpresas que pueden llevar a la empresa a la quiebra. 

Lo que sigue son 5 errores financieros que acaban con las PYMES que deben ser totalmente abolidos en la gestión financiera de cualquier empresa.

  1. Creer que el flujo de caja es cosa de las grandes empresas. No importa si su empresa tiene poco movimiento y usted cree que es suficiente con analizar el resumen bancario de su cuenta corriente. Controlar el flujo de caja de forma detallada, sea manual, usando Excel o un programa o aplicación, es esencial para crear la base de datos que se usará en muchas decisiones del día a día.  ¿Vale la pena pagarle a un proveedor de contado o en cuotas? ¿Cuánto dinero se necesita para pagar todas las cuentas? ¿Podré producirlo o tendré que pedir prestado? Sin un flujo de caja bien hecho o inexistente, no habrá manera de que usted responda esas preguntas.
  2. Tener un contador que no nos cobra el papeleo pero tampoco nos orienta. El tema de los contadores es una cosa seria. Son como los mecánicos de los coches, dar con uno realmente bueno es como sacarse la lotería. Eso pasa porque conseguir a alguien serio, dispuesto a no ser solo un proveedor de servicios, sino un socio comprometido con su negocio, es una ardua tarea que puede llevar su tiempo.  Una oficina de contabilidad seria enseña a sus clientes como documentar las transacciones financieras, emitir facturas fiscales, cuando y como pagar el IVA o los demás impuestos y al mismo tiempo el contador orienta al dueño del negocio acerca de cómo mejorar el desempeño de su empresa al menor costo posible. Si usted es de los que está feliz con el desempeño de su contador porque realmente este “no jode mucho” entonces usted tendrá la empresa que merece tener.
  3. Mezclar finanzas personales con las de la empresa. Ese es uno de los principales errores que comete el emprendedor de primer viaje. Tener juntas en un mismo bolsillo, ambas cuentas. Por mucho que usted sea el dueño de la empresa y que el dinero de esta parezca ser el mismo que va a su cuenta personal, créalo: no lo es. Para poder hacerle seguimiento al negocio, es necesario que haya cuentas separadas. Desde el momento en que las cuentas se mezclan, se hace imposible tener un buen flujo de caja y poder así analizar cuáles son los productos o servicios con los mejores márgenes de ganancia, por ejemplo.  Si usted tiene un socio, mezclar el dinero particular con el de la empresa será fatal para la sociedad. ¿De qué manera se puede saber cuáles gastos son de la empresa y cuales son personales? No hay manera. Mezclar finanzas personales con las de la empresa, es un indicativo de que pronto usted perderá el control financiero de su negocio.
  4. Confundir una venta, con dinero en cuenta. La diferencia es que mientras el dinero no esté en su cuenta, el cliente puede desistir, atrasarse o pagar a plazos. Si usted hace planes con un dinero que aún no está en la cuenta corriente de la empresa, le puede ir muy mal. Ese error no solo se comete en las pequeñas empresas sino que en la vida cotidiana a veces tendemos a asumir compromisos sin tener asegurado el dinero para hacer frente a los mismos.
  5. Obviar la planificación financiera ni planificar escenarios. A veces no es suficiente tener el flujo de caja bajo control y relativamente bien organizado para que nos ayude a tomar decisiones, principalmente de compras o hasta para contratar nuevos empleados o proveedores. El problema es que eso no es suficiente. Una empresa con una buena gestión financiera puede usar sus históricos financieros (del flujo de caja bien hecho) para plantearse escenarios y hacer la planificación financiera del negocio. Hay que plantearse escenario (Optimista, más probable y pesimista) para poder tomar decisiones estratégicas en cuanto a crecimiento, creación de nuevos productos, acciones dirigidas a promover el negocio (mercadeo y publicidad), contratar nuevos empleados y así por el estilo. Sin una buena planificación financiera,  es imposible saber si tendremos capital de trabajo para algunas inversiones, o si es necesario solicitar financiamiento a un banco y a que tasa de interés, para que realmente valga la pena.

Conclusiones: el camino del emprendedor es arduo y difícil y cada vez que se da un paso o se vence un obstáculo surgen  nuevos retos. Mientras se mantenga el ímpetu inicial, es muy probable que logre superarlos y que en poco tiempo su empresa o negocio, supere la etapa de “mortalidad infantil” y pueda seguir creciendo hacia su consolidación, de usted depende. Saludos.

Los 5 pecados financieros que acaban con las PYMES by
© 2017 Todos los Derechos Reservados. Crisis, Negocios y Dinero

Alí Manrique

Autor: Alí Manrique

Ingeniero con especialización en Gerencia de Proyectos (PMI) y Mercado de Capitales. Apasionado de los temas de Gerencia y Finanzas Personales, empresario por vocación y escritor en ciernes

Permítanos saber lo que piensa, déjenos su comentario